Ramón de la Peña ManriqueMonterrey
Más del autor

¿Fabrica de desempleados?

Corrupción Vs. legalidad

¿Pobres profesionistas?

El agradecer es importante

¿Educación transformadora?

El uso del tiempo


Hace tiempo recibí un excelente mensaje de una colega académica en el que compartía una historia que para ella era excelente, Suecia, historia de vida. En su mensaje nos decía: "vale la pena invertir el tiempo en leerlo, pues nos invita a replantearnos nuestra prisa por hacer las cosas. Un par de ideas me quedan de tarea, porque si la vida no la apreciamos en el detalle, la comida rápida y sus similares cobrarán caro sus consecuencias".

La historia se inicia diciéndonos: "Ya va para 18 años desde que ingresé en la Volvo, una empresa sueca. Trabajar con ellos es una convivencia, pero muy interesante. Cualquier proyecto aquí demora dos años para concretarse, aunque la idea sea brillante y simple. Es una regla. Los procesos globalizados causan en nosotros (brasileños, argentinos, peruanos, australianos, asiáticos, etc.) una ansiedad generalizada en la búsqueda de resultados inmediatos. En consecuencia, nuestro sentido de la urgencia no surte efecto dentro de los plazos lentos de los suecos. Los suecos debaten, realizan ene reuniones, ponderaciones. Y trabajan con un esquema más bien slow down. Lo mejor es constatar que, al final, esto acaba siempre dando resultados en el tiempo de ellos (los suecos) ya que, conjugando la madurez de la necesidad con la tecnología apropiada, es muy poco lo que se pierde por aquí en Suecia".

La historia continúa contándonos una historia corta, para darles una idea de lo que es la cultura Sueca: "La primera vez que fui para Suecia, en el 90, uno de mis colegas suecos me recogía del hotel todas las mañanas. Estábamos en el mes de septiembre, algo de frío y nevisca. Llegábamos temprano a la Volvo y él estacionaba el auto bien lejos de la puerta de entrada (son 2000 empleados que van en coche a la empresa). El primer día no hice comentario alguno, tampoco el segundo o el tercero. En los días siguientes, ya con un poco más de confianza, una mañana le pregunté a mi colega: ´¿Tienen ustedes lugar fijo para estacionar aquí? Pues noté que llegamos temprano, con el estacionamiento vacío y dejaste el coche al final de todo´. Y él me respondió simplemente así: ´Es que como llegamos temprano tenemos tiempo para caminar, y quien llega más tarde, ya va a llegar retrasado y es mejor que encuentre lugar más cerca de la puerta. ¿No te parece?´"

Después nos destaca un movimiento que se ha consolidado en Europa, llamado slow food. Lo que el movimiento slow food predica, nos dice, "es que las personas deben comer y beber lentamente, dándose tiempo para saborear los alimentos, disfrutando de la preparación, en convivencia con la familia, con los amigos, sin prisa y con calidad. La idea es contraponerse al espíritu del fast food y lo que éste representa como estilo de vida. La sorpresa, por tanto, es que ese movimiento de slow food está sirviendo de base para un movimiento más amplio llamado slow Europe como resaltó la revista Business Week en una de sus ediciones europeas. Según la Business Week, los operarios franceses, aunque trabajen menos horas (35 horas por semana) son más productivos que sus colegas norteamericanos o británicos. Y los alemanes, que en muchas empresas ya implantaron la semana de 28,8 horas de trabajo, vieron su productividad aumentar en un elogiable 20%. ¡Esa llamada slow attitude está llamando la atención hasta de los norteamericanos, discípulos del fast (rápido) y del do it now! (¡Hágalo ya!).

Después nos recomienda pensar detenidamente en todo esto. Y nos pregunta: "¿Será posible que los antiguos refranes ´Paso a paso se va lejos´ y ´La prisa es enemiga de la

perfección´ merezcan nuevamente nuestra atención en estos tiempos de locura

desenfrenada? ¿Acaso no sería útil que las empresas de nuestra comunidad, ciudad, estado o país empiecen ya a pensar en desarrollar programas serios de ´calidad sin prisa´ para aumentar la productividad y calidad de los productos y servicios sin necesariamente perder ´calidad del ser´?".

Finalmente termina su mensaje diciéndonos: "Felicitaciones por haber conseguido leer este mensaje hasta el final. Hay muchos que lo habrán dejado por la mitad para no perder tiempo tan valioso en este mundo globalizado".


Sigue leyendo...
Volver arriba