Es momento de crecer


"A tu edad es hora de bajar de las nubes y vivir con los pies sobre la tierra. Basta de andar soñando. Empieza a afrontar tus problemas.".- La Historia sin Fin.

Lo primero que observamos como nuevos papás,  al recibir a nuestros retoños es que no vienen con instrucciones, por más que le busquemos al parecer los mandan sin manual bajo el brazo, y sin más nos iniciamos en la aventura de formarlos, en esta travesía hay obstáculos y victorias y al parecer es un estira y afloja todo el tiempo, con el hijo, con la pareja, la familia, la escuela, la sociedad etc, etc, etc.

Pero qué pasa cuando el saldo marca números rojos, cuando todas esas ganas y todo ese amor no es suficiente para que nuestros hijos se mantuvieran lejos de las malas compañías y las malas decisiones. Sin más rollo, ¿qué hacer cuando lo hijos se equivocan?

Temas escabrosos para algunos estoy segura, y es que el error puede ser desde el fracaso escolar, la tentación de una sustancia, infracciones a la ley, embarazos no planeados; la verdad pareciera irónico que alguien no tropezara en un mundo con tantos baches.

Para los padres es una experiencia que genera frustración, tristeza y en muchas ocasiones un sentimiento de impotencia que puede impedir que se identifiquen formas efectivas de intervenir, y muchas veces se acaba culpando a la pareja y al hijo por su "fracaso". Es claro que el sentimiento que más nos mueve es haber fracasado como padres, el no ver los errores a tiempo o sencillamente hacer conciencia que estos errores existían.

Pero no podemos hacer a un lado la RESPONSABILIDAD que tiene el hijo sobre las acciones que decide tomar y que por más ansiedad, necesidad de arreglarlo y tristeza que experimentemos habrá situaciones que no tengan solución y aunque gritemos y nos rasguemos las vestiduras no podemos evitar que nuestro hijo las viva.

Recuerdo cuando una amiga me decía, "ver a mi hija detenida ha sido lo más horrible que he vivido, por más que quería, no podía cambiar mi lugar por ella, hubiera querido estar en el carro cuando ella decidió tomar su celular y decirle nuevamente que se concentrara en el camino, y así evitar que atropellara a ese hombre, pero no lo puedo hacer". 

Así hay muchas historias que estoy segura son de su conocimiento diario, el periódico está lleno de jóvenes que tomaron malas decisiones. ¿Qué nos queda hacer como padres? Controla tus manos y tu corazón, él tiene que enfrentar sus consecuencias, demuéstrale que lo amas, pero no con dinero para que siga gastándolo en sustancias o en malas amistades. Si no que sepa que puede contar contigo.

Tú no puedes vivir esta experiencia por él, pero si con él, no está solo. Tu papel como padre por más que lo desees tiene un tope que se llama realidad y consecuencias. Sin culpas, ya tu hijo tendrá bastante con enfrentarse a el mismo y verse cada día en el espejo, pero tienes que ser coherente y hacerlo consciente. La vida no va a ser la misma, pero tu amor como padre si.


Volver arriba