OpiniónMonterrey
Más del autor

OCDE, ¿recetas de la nueva izquierda?

Aprovechemos a los adultos mayores

Lo importante viene después del trabajo

Conceptos-pensamientos-ideas para recordar en la vida

Estoicos extraordinarios

Un nuevo México

El fracaso de la reforma educativa

Evitemos ser ´un viejo canijo


No debemos olvidar que "lo más importante de la vida es aprender a dar amor y a dejarlo entrar", pero cuando se relaciona con la familia se encuentra un segundo significado, pues la familia  es nuestra "seguridad espiritual", es la seguridad que alguien está velando por ti todo el tiempo. Sin duda, para mí "sin amor somos pájaros sin alas". 

Hace tiempo les comente que, al estar viendo la película Una Mente Brillante, recordé una historia que me contó mi esposa, de seguro como un  "cuidado con convertirte en un viejo canijo": Resulta que una pareja de adultos mayores decide acabar con su vida después de la fiesta de Navidad, que nuevamente la han pasado solos, pues sus hijos y nietos desde hace ya buen tiempo dejaron de visitarlos, los grandes amigos que tuvieron ya todos habían muerto y el poco dinero que tenían antes de la Navidad se les había acabado o lo habían usado en esta que sería su última fiesta de Navidad.

Decidieron subir al edificio más alto de la ciudad el 26 de diciembre y juntos, tomados de la mano, dar el gran paso hacia el más allá. Ahí mismo se volvieron a jurar amor eterno y juntos cantaron sus canciones preferidas: Gracias a la vida y Mi gusto es. Y con la frase: "Mi gusto es y quien me lo quitará", decidieron dar el brinco juntos.

Pero resulta que una persona en el tercer piso que tenía abierta la ventana de su departamento escuchó el lamento de la esposa al ver que su esposo no había cumplido la promesa de dar juntos el gran paso al más allá: "Canijo viejo", fue la frase que continuó diciendo la esposa al seguir cayendo al vacío.

Esta historia la asocié con la película Una mente brillante, en la cual se describe la vida de John Nash, un matemático muy inteligente, de una mente brillante, ganador del premio Nobel de matemáticas, cuya idea "la teoría del juego, las matemáticas de la competencia" fue desarrollada cuando estudiaba su postgrado en la Universidad de Princeton. En la misma película se ve cómo la esquizofrenia hace presa de él, haciéndolo que abandone su mundo real para vivir en otro de su propia creación. Efectivamente, en la película se ve que él tuvo dos encuentros importantes que le hicieron modificar su vida, uno para mal y el otro para bien. La cinta relata su encuentro con la esquizofrenia, por un lado, y con el amor de su novia –y después esposa–, por el otro.

De esta película aprendí varias cosas: La primera, que la universidad debe ser un campo fértil para que las mentes brillantes se desarrollen, que deben  promover que sus estudiantes desarrollen su creatividad y su espíritu crítico e innovador.

Aprendí que aunque las mentes brillantes son necesarias e importantes, los corazones hermosos y generosos son indispensables. En la película queda claro que el amor es la fuerza más grande, es el poder mágico a través del cual es posible rescatar una vida que parecía perdida.

Aprendí que el dar las gracias, el ser agradecido, es muy importante. Qué excelente final, cuando recibe el reconocimiento de todos sus colegas en el salón de maestros de la universidad y después de obtener el premio Nobel menciona el gran amor que le profesa a su esposa y le expresa el gran reconocimiento por el apoyo que recibió durante las diferentes etapas de su enfermedad incurable y progresiva.

Aprendí que muchas veces depositamos nuestro aprecio en cosas erróneas; aprendí que el dinero y las cosas materiales nunca son buenos sustitutos para la amistad, el cariño y la ternura. En su caso, con su esquizofrenia, ni todo el dinero del mundo lo podía haber sacado de su enfermedad. Pero con el cariño, aprecio, ternura y amor de su esposa fue posible hacerlo; sin duda esto le añadió un gran sentido a la vida de la esposa de Nash. Aprendí, finalmente, que es muy importante dedicarse a crear algo que te aporte un destino y un sentido positivo de vida.

Así que cuidado, estimado lector, pues sin ese amor y compromiso terminarán diciéndonos como el titulo de este escrito: "viejo canijo".


Volver arriba