Senderos taurinosMonterrey
Más del autor

Cartelazo ´rematado´

¡El mejor rejoneador del mundo!

Grandeza


Amigas y amigos aficionados a la fiesta más bella de todas las fiestas, la fiesta brava, hoy quiero dedicar mi columna a un hombre que desde muy pequeño ha sido referente en la vida del que esto escribe, por la calidad, la disciplina, la pulcritud, la decencia y los valores sociales, culturales y deportivos que generosamente ha derramado a cuantos hemos tenido la fortuna de coincidir en su andar, y en algún momento hemos estado cubiertos bajo el manto de su grandeza como ser humano.

Me refiero al ´profe´ Ricardo Torres Martínez, aquel que obedeciendo a la humildad en el origen de su formación como persona nunca perdió piso, a pesar de escalar las más insospechadas alturas que le han dado con los años, la estatura de un personaje grande, sencillo y a la vez humilde dentro de nuestra sociedad nuevoleonesa.

Por su salón de clases pasaron muchos de los hoy líderes empresariales, políticos y sociales de la localidad, a los que instruyó con una gran vocación educativa a construir de sus vidas con visión y con valores, lo que ahora son como hombres de bien en nuestra sociedad. 

Como promotor deportivo y entusiasta beisbolista, por muchos años fomentó la integración familiar de miles de muchachos a través de sus equipos ´Los Torres´, a los que les inculcó aquello de: ´Querer es poder´... y que, sin menosprecio alguno, se llegaron a medir con equipos profesionales de la Liga Mexicana de Verano de Beisbol. De hecho, muchos de sus beisbolistas se convirtieron en profesionales en el rey de los deportes.

Como promotor cultural, ´El Profe´ se convirtió en un auténtico diplomático que llevo la grandeza de la cultura y el arte de los artistas y creadores mexicanos a todos los rincones de México y el mundo.

Como cronista, escritor, editorialista y taurino, ´El Profe´ ha sido un incansable promotor de nuestra amada fiesta de los toros a la que, como la sangre preciosa que lleva en las venas, le da la vida para seguir luchando por la grandeza de la misma.

A través de la peña taurina que lleva su nombre, del Cortijo Las Arboledas de su propiedad, de la organización de eventos culturales como la presentación de libros y exposiciones, además del primer encuentro mundial de aficionados prácticos, ´El Profe´ ha luchado por promover, difundir e inculcar a las nuevas generaciones, los valores formativos intrínsecos de nuestra amada fiesta brava.

Hoy, como un auténtico líder nato, generoso por los cuatro costados, trabaja incansablemente para dejar del Círculo Mercantil Mutualista de Monterrey que él preside, un legado de prestigio, de honor y de valores sociales, culturales y deportivos a nuestra sociedad regiomontana

En lo personal al ´profe´, desde la tarde del 24 de enero de 1976, le debo -gracias a su ´embrujo torero´- la apasionada afición a la fiesta de los toros que corre por mis venas, desde aquella tarde que armó la escandalera cortando un rabo en la Monumental Monterrey, al lado de Felipe Zambrano y Antonio Córdoba, en un festival a beneficio ante una plaza llena, siendo apenas yo un chaval.

Es ´el profe´, por tanto, un referente de generosidad y de grandeza para toda nuestra sociedad, que hoy está de plácemes y celebra junto con él -y desde el pasado miércoles- el arribo a sus primeros 85 años de vida.

Por ello desde aquí va nuestra más sincera... ¡enhorabuena!, al ´profe´, con el deseo que siga derramando su gracia y su generosidad a todos aquellos que le conocemos, le admiramos, le respetamos y que esperamos un día, poder´llegarle a las zapatillas´, en esa grandeza que como ser humano, que hoy como todos los días, afectuosamente nos obsequia. ¡Enhorabuena, mi ´profe´!

Por hoy es todo amable aficionado, recuerde que nos leemos en el momento que desee en cabritomayor.com y el domingo en la sección de Opinión Editorial de El Horizonte.


Sigue leyendo...
Volver arriba