¿Ha jugado el diablo de la botella?


El diablo de la botella es el título de un relato de Robert Louis Stevenson y nos muestra que nuestras percepciones dominan nuestras decisiones al tiempo que la visión de corto plazo impera sobre la de largo plazo.

· En esta historia, inicialmente un genio salido de una botella concederá lo que quiera a su primer descubridor, siempre y cuando logre vender la botella a un precio menor a uno fijado por él mismo. 

A partir de ahí, si no se vende cada vez más barato, en lo sucesivo la adversidad perseguirá al dueño y a toda su familia, por lo tanto, la pregunta detonadora es, ¿a qué precio compraríamos la botella?. 

El resultado de este cuento resulta en que sólo se piensa en vender la botella al siguiente comprador y no se ve que en algún punto el precio inicial fijado es una trampa que terminará por expirar en un momento en el futuro, al irse abaratando el precio con la reticencia de nuevos posibles compradores, al solicitarles centavos por la botella, por lo que la moraleja intenta explicar que perseguir la gratificación inmediata no tiene ningún sentido lógico.

ESQUEMAS PONZI Y PIRÁMIDES

· Cada cierto tiempo surgen nuevas ideas que aluden a lo anterior, imagínese que se junta un grupo de personas que tienen un "producto" o "servicio" muy generoso y útil, y el negocio consiste en ofrecerlo a un grupo inicial de "inversionistas" prometiéndoles jugosas ganancias que terminarán llevándoles a la libertad financiera de manera vertiginosa. El detalle es que el rendimiento no viene del producto en sí, viene de contar con un grupo de gente más amplio cada vez.

· Al inicio una persona recluta a 10 personas, y el grupo secundario se hace de 100, y el terciario de 1,000, y así hasta juntar 1 millón de personas. En algún punto, el proceso de reproducción se estanca y el crecimiento deja de ser sostenible. La gente empieza a retirarse y los objetivos fáciles iniciales se evaporan. El sistema se hunde al tiempo que cada nuevo recluta batalla en conseguir nueve personas nuevas.

· Este esquema piramidal ha ido evolucionando y hace soñar a las personas con tener carros, viajes y premios conforme se alcancen las metas, y la gente piensa en que podrá alcanzar el primer escalón y el resto de los escalones vendrán por añadidura, total, no se pierde más que algo de tiempo y una pequeña inversión inicial.

· Este esquema es una representación del diablo en la botella, que desconoce en las personas grados académicos, rasgos, inteligencia, entre otros. Muy probablemente todos hayamos sido víctimas de este tipo de esquemas, ya que todo lo que tenga precio y pueda ser susceptible de ser comprado o vendido se presta para este tipo de modelo financiero, incluso académicos y matemáticos han sido embaucados tal vez debido a que esencialmente el gen del ser humano se siente atraído por las ganancias del corto plazo dejando de lado las de largo plazo.

Pregunta, ¿ha jugado alguna vez el diablo en la botella?

EDUCACIÓN

Aprovecho para invitarlo a nuestro curso en línea "Cómo seleccionar el mejor fondo de inversión para su perfil financiero". Informes en www.mexicobursatil.com o al tel. (81) 12537645

Sigue leyendo...
Volver arriba