El consejo del díaMonterrey
Más del autor

Un nuevo comienzo

Dar generosamente

Aumentar la energía

Ser agradecido

Orar

Ser Resiliente

Administrar el tiempo

Hacerse cargo de sí mismo


¿Alguna vez has culpado a las circunstancias o a los demás por algo que te ha afectado?

Una forma de resumir el hacerse cargo de sí mismo es con la palabra "responsabilidad", que es la capacidad para responder con habilidad de acuerdo a la necesidad. Responsabilizarnos de las situaciones y de las emociones de los demás puede ser una carga muy pesada. De igual manera es un acto muy irresponsable el atribuirle al ´otro´ los propios conflictos y los propios malestares emocionales. ¿Qué piensas hacer con tus situación? Si tú no te haces cargo de tus cosas, ¿quién esperas que lo haga?

Ha llegado el tiempo de que dejes de proyectar tus conflictos internos en los demás y te hagas cargo de tu tristeza, tu resentimiento, tus celos e inseguridades. Todo eso que sientes es tuyo y es por este motivo que te quiero compartir 3 consejos para Hacerte cargo de ti mismo. 

1. Reconócete como el director de tus emociones 

Seguramente has escuchado gente que dice: "Me has hecho enojar". Esta expresión hace notar la atribución externa que hacemos a nuestro estado emocional. Sería mas preciso decir "Me duele lo que haz hecho" o "Me he enfadado ante lo que ha sucedido". Nadie te está haciendo sentir algo, tu eres la persona que experimenta esas emociones. Muchas veces ´el otro´ no tuvo la intención de hacerte sentir así, pero así fue como lo sentiste.

¿Has notado como hay personas que ante una misma situación reaccionan de manera diferente? 

Sucede que cada persona tiene un trasfondo diferente y una forma diferente de interpretar la vida. Cuando te haces cargo de ti mismo, asumes todo aquello que te pertenece: tus intereses, necesidades, emociones, pensamientos, acciones y consecuencias.

2. Enfrenta tus problemas

Asume como problemas solo aquellos en los que participaste. Hace poco un lector me envío un correo pidiéndome consejo en un problema que tiene su mujer para relacionarse con las personas. Comento que ella ya se estaba quedando sin amigas, la describió como una persona muy insegura y conflictiva. Después de leerlo pensé inmediatamente: "¿Por qué no me está enviando el correo ella?"

Muchas veces la mejor manera de ayudar a otros a hacerse responsables de sus problemas, es desde el ejemplo, enfrentando mis propios problemas. Necesito dejar que los demás se hagan cargo de sí mismos. Las personas más exitosas y felices que conozco son las que cargan con su propia mochila. 

3. Traduce tus errores en aprendizajes

Los errores son muy importantes en la vida, son esos escalones que te permiten aprender para llegar al éxito en todas las áreas. Si no estás fallando significa que no estás viviendo. Muchas veces cuando fallamos lo primero que hacemos es culpar a los demás o a las circunstancias. Tienes 2 opciones: o eres un protagonista de tu vida o eres una víctima de las circunstancias. Las personas que son víctimas de las circunstancias son las que se la pasan culpando, en lugar de asumir la responsabilidad.

Permítete tomar riesgos, estira tu vida hacia el crecimiento para que puedas vivir tu mejor versión. 

Recuerda que los logros importantes en la vida son realizados al final de un largo camino de fracasos.


Volver arriba