Hail Tot he Thief. Radiohead


La cuesta de enero de este 2018 nos trajo un caso muy peculiar de plagio: Radiohead contra Lana del Rey. Radiohead demanda el 100% de las regalías de Get Free del último lanzamiento de Lana del Rey Lust for Life por ser una copia de Creep.

En otras columnas he declarado lo fan que soy de los británicos y lo que han significado sus discos en mi vida, pero ni así me gusta el tema de demandar por plagio, a fin de cuentas toda la música grabada se hace con  12 notas, y si la inmensa mayoría tiene los mismos compases de 4/4 las posibilidades de coincidir en alguna combinación son bastantes. 

Si a esto le sumamos que muchas de las composiciones de la música popular se han elaborado en guitarra y que los acordes más comunes son los de tres notas: Mayores y Menores; y que en la guitarra sólo aparecen 8 de ellos en su forma abierta, las posibilidades de hacer una canción con estas herramientas y que no se parezca a nada son casi nulas. Además tenía el antecedente de Tom Petty junto con Jeff Lynne ganándole derechos autorales a Sam Smith alegando que la ganadora del grammy a mejor canción Stay with Me era casualmente idéntica a Free Falling. En mi opinión esas dos canciones no se parecen nada y alegar ser dueño del Mi menor seguido de un Re y un Sol es como decir que soy dueño de la luna llena; se parece más Congregation de Foo Fighters a Cada Vez que me Voy de Jumbo y cuando nos escribieron para sugerir que hiciéramos algo al respecto me pareció un chiste de mal gusto.

Pero me seguía haciendo ruido que Lana del Rey tituló su disco como uno de los más grandes éxitos de Iggy Pop, (dicho sea de paso, qué tristeza me dio poner en Google Lust for Life y que dejara de aparecer el frontman de los Stooges como primera opción). 

Así que no quedaba otra forma mas que ir y escuchar, no se parece, ¡es idéntica! y cuando estaba absolviendo de culpa a Radiohead por pedir lo que como autores parecía justo apareció un twit muy atinado de uno de los guitarristas más geniales de la historia: Graham Coxon de Blur, que con su característico humor negro escribió: 

"Yo pensaba que la había escrito The Hollies hehe". Y sí, The Air that I Breathe es exactamente igual y salió en 1972. Basta perder un poco de tiempo en Internet para ver cómo grandes clásicos navegan esta delgada línea entre el plagio, influencia y la casualidad. Para mí todo se vale si la canción es buena, para los abogados de las compañías editoriales no.


Volver arriba