Inicio de clases mochilero


En México, no es secreto que la mayoría de las escuelas del país viven en situación precaria y que el rezago educativo a nivel nacional es una realidad. Según el informe “Education at a glance” de 2015, menos del 1% de los estudiantes mexicanos de 15 años tiene un nivel de competencia de excelencia en ciencias, lectura y matemáticas, comparado con el 13%, cifra promedio de los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos).

Que nos encontremos en el puesto 57 de rendimiento escolar, dentro de 64 países participantes en el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos de la OCDE habla también de que nuestro país tiene una de las menores brechas de aprendizaje.

Considerando que, de acuerdo a la misma organización, los alumnos con menos recursos tienen tres veces menos probabilidades de avanzar, en comparación con los de una condición más favorable, la distancia para gran parte de la población mexicana para tener mayores oportunidades se vuelve cada vez más grande. 

“Con la premisa de que el Estado es el que tiene la responsabilidad de proveer una educación de calidad, muchos ciudadanos nos olvidamos de lo importante de la participación activa de todos en las iniciativas que promueven la educación como la principal herramienta para la resolución de las grandes problemáticas del mundo actual”, expresa la organización Enormes Pasos, que apoya la educación de niños de las comunidades indígenas.

Buscando generar empatía con los sectores más vulnerables, en Nuevo León, existen campañas para recaudar útiles escolares para el próximo inicio escolar, y que permiten contribuir a mejorar desde el propio rincón individual la situación de niños con gran potencial.

Dos de ellas son las que promueven Colibrí Espacio Cultural y Enormes Pasos, organizaciones que recaudan mochilas y útiles escolares para comunidades con menos oportunidades de desarrollo integral. Son 600 niños de primaria los que pretende ayudar el colectivo Colibrí Espacio Cultural con la campaña “Para estudiar todos y crecer juntos”, que busca la colaboración de toda la comunidad para donar útiles escolares a alumnos de las comunidades del municipio de Aramberri. 

El 15 de agosto es el último día para entregar material en las instalaciones de Colibrí Espacio Cultural, en el centro de Monterrey. Y para apoyar a niños de comunidades indígenas en la Huasteca Potosina, por cuarta ocasión se realiza la campaña “Mochilero”, de Enormes Pasos, que dona paquetes escolares a comunidades tének y huastecas, y que recibe material en el espacio OLARTE Galería y Taller, ubicado también en el centro de Monterrey, hasta el 10 de agosto.

Lápices, colores, borradores, libretas, plumas, tijeras, juegos de geometría, hojas blancas y diccionarios son algunos de los artículos que se pueden donar a ambas iniciativas. Para más información, puedes contactar a ambas organizaciones en: FB/ Colibrí Espacio Cultural, colibriespaciocultural@gmail.com y FB/ Enormes Pasos, enormespasos@gmail.com 





Volver arriba