Innovación deliberada


"Tenemos que preparar a los estudiantes para su futuro, no para nuestro pasado", Ian Jukes.

· El egoísmo, al igual que la envidia, se manifiesta de manera espontánea e innovadora. Irónicamente, los educadores y capacitadores a ultranza han sido peculiarmente innovadores para construir una barrera impenetrable – casi tanto como el quimérico muro de Trump - y retardar la transformación educativa que la sociedad demanda. ¿Por qué hemos sido tan egoístas tanto tiempo y con tantas personas?

· Georgia Tech se ha sumado a otras renombradas instituciones educativas para establecer las bases del cambio anhelado. Su iniciativa "Innovación deliberada, educación para toda la vida" reconoce el imperativo de proveer una experiencia educativa sin precedentes para el año 2040, altamente individualizada y sustentable durante toda la existencia de un individuo; modelo replicable en la Universidades Corporativas, mismas que ya están trastocando la manera tradicional de enseñar y aprender.

· El nuevo paradigma enfatiza la educación integral del ser humano y, más allá de lo cognitivo, incorpora lo interpersonal e intrapersonal. En el plano organizacional, esto se traduce como el desarrollo del colaborador basado en aprendizaje experiencial, fortaleciendo la colaboración y pensamiento crítico en un mundo multicultural y globalizado. Segundo, considera una nueva familia de servicios educativos construidos sobre experiencias de aprendizaje flexibles, personalizadas y de educación continua. Estos criterios dentro de la empresa implican desplegar una matriz de micro opciones de capacitación y aprendizaje, acreditando experiencias y logros al igual que conocimientos relevantes para la organización. Tercero, el acompañamiento académico del estudiante se vislumbra en línea, personalizado y ajustado a las necesidades que reportan las distintas etapas vitales del individuo. En el mundo corporativo estamos hablando en redes virtuales de coaching o mentoreo, así como de comunidades de aprendizaje.

· Un cuarto elemento implica el uso de inteligencia artificial para facilitar, dentro del ámbito académico y empresarial, la edificación de plataformas y trayectorias de aprendizaje personalizadas, en cuanto a preferencias y capacidad de auto aprender. Finalmente, Georgia Tech está considerando el conocimiento distribuido, basado en la tecnología; en la empresa, esto implica el despliegue de una cultura de telepresencia para compartir conocimientos, experiencias e ideas. 

· Sin embargo, lo más sorprendente y admirable de la iniciativa de esta institución educativa norteamericana, es su disposición de revisar continuamente las conclusiones del primer intento, dado que "debemos ajustar los medios y las metas día tras día, innovando consistentemente".

· Concluyendo, no podemos quedarnos en una proyección estática ni darnos el lujo de innovar por accidente o por afición; debemos de desplegar una cultura de innovación deliberada si pretendemos que el futuro no nos alcance.

Sigue leyendo...
Volver arriba