Inversiones


Últimamente está de moda que los equipos mexicanos incursionen en el mercado del futbol del cono sur en muchas y diversas maneras.

Ya sea invirtiendo metálico en diversas instituciones, o con convenios para desarrollar futuras promesas, e incluso comprando equipos.

Así lo ha hecho, por ejemplo, el Pachuca, que adquirió a Talleres de Córdoba de Argentina y recientemente al Everton Chileno.

Felinos

De los Tigres de la UANL se sabe que tienen convenios de trabajo con instituciones que militan en la Conmebol.

Por ejemplo, tienen desarrollándose a jugadores como Uvaldo Luna, quien en Patriotas de Boyacá está luciendo como goleador.

Había sin embargo el rumor de que Sinergia Deportiva había comprado el equipo del Sporting Cristal del Perú, de la Primera División e histórico, situación que se ha confirmado es falsa.

Carlos Benavides, gerente deportivo del conjunto inca, desmintió que por el momento los dueños del equipo no contemplan esa situación.

No a Guerreros

Ayer jueves trascendió que el conjunto felino se irá a la pretemporada el próximo domingo 25 de junio a las paradisíacas tierras del caribe mexicano.

Ahí tendrán su preparación de cara al año futbolístico, donde se espera que cuenten con plantel completo, incluso, los posibles refuerzos.

Por cierto, desde la jefatura de prensa de los universitarios, se desmintió que Tigres tenga pactado algún partido amistoso con Santos Laguna en terreno de Texas.

Buen seguro

Un aspecto interesante de la junta de dueños de los equipos de la división de ascenso tiene que ver con una circunstancia que afecta directamente a los cuadros de la Liga MX.

Para los propietarios de equipos del máximo circuito, siempre ha sido un riesgo latente perder su inversión, pues los malos resultados deportivos pueden acabar con una franquicia millonaria al descender de categoría.

Pues parece que, vía la división de ascenso, se ha hallado una circunstancia que podría salvarles el pellejo a algún cuadro atribulado.

Cinco millones

En la susodicha reunión, se llegó al acuerdo de que si un equipo que asciende a la Liga MX, de manera deportiva, no tiene un estadio con aforo superior a 20,000 espectadores, no tendrá derecho a jugar en la división de oro.

De los 17 participantes esta temporada, sólo seis cumplen con este requisito, siendo 11 los que jugarían sin derecho a ascenso.

Así que si el equipo que pierde la categoría deportivamente paga $5 millones de dólares al que gana el derecho, pero no llena los requisitos, podrá seguir sin problemas en la Liga MX.

¡Ya se la hallaron!


Volver arriba