La bisagra peruana


De los peruanos dependerá si su país cambia o se mantiene en lo mismo. Esto porque el próximo mes eligen un nuevo presidente en la elección general, la cual está siendo empañada por acusaciones preelectorales de todo tipo.

La manifestación que me tocó presenciar involucró a varios grupos de estudiantes –autodenominados ‘Colectivo Juventud Transparente’– que ocuparon por lo menos dos plazas públicas de la ciudad norteña de Chiclayo. El grupo que actuó en la plaza principal desplegó banderas nacionales, mientras que tres elementos, que fungieron como líderes y voceros del movimiento, vociferaron de forma álgida contra César Acuña, a quien acusan de haber plagiado una tesis de maestría ajena, la cual supuestamente incluyó en su currículum como candidato presidencial.

Dicha acusación también está siendo vertida en radio y televisión, lo que desde mi punto de vista parece un acto concertado en contra de dicho candidato.   
Una parte del público presente, durante la manifestación de los estudiantes de antier, mostró su oposición. Después de hablar con por lo menos cuatro de ellos, descubrí que no están de acuerdo con el colectivo estudiantil, ya que consideran que son financiados por la oposición política a Acuña, según ellos Keiko Fujimori y Alan García.

Hay que tener en mente que Keiko es hija del notorio Alberto Fujimori, expresidente que actualmente paga una condena por violaciones a los derechos humanos durante su mandato. Keiko no tiene la culpa de ser hija de Alberto; sin embargo, varias personas me comentaron que sienten que representa más de lo mismo.

En un sentido similar ven a Alan García, candidato del APRA que ya ha gobernado dos veces al país, y que ahora se lanza por tercera ocasión.

El consenso de los entrevistados fue que el establishment (Keiko, Alan y su neoliberalismo) no quiere que nadie le arrebate el poder y por eso es que busca obstaculizar cualquier oferta política novedosa como la de Acuña.

Por otro lado, hay quien me dijo que con todo y que Acuña sí es responsable de plagio eso no elimina el hecho de que el señor es un empresario exitoso que ha logrado ‘acarrear’ a mucha gente. ‘Le tienen envidia por lo que harán hasta lo imposible para opacarlo’.

Lo que está en juego en el Perú es mucho, ya que éste es uno de los países cuya economía ha sufrido mucho por el derrumbe de los precios internacionales de las materias primas, su principal fuente de ingresos.

Perú aprovechó mucho la bonanza de años pasados, pero la debacle generalizada ha puesto en entredicho al gobierno del actual presidente, Ollanta Humala. Lima acaba de firmar el TPP al igual que México; sin embargo, hace poco tiempo el país de los incas también pactó con Rusia un acuerdo comercial significante.

Esto quiere decir que Perú no sólo está siendo peleado por los intereses domésticos de siempre, sino también por potencias mundiales hegemónicas.

Perú es uno de los países que no se ha convencido del discurso de izquierda de líderes como Nicolás Maduro, Evo Morales y Rafael Correa, realidad que tiene muy contento a Mario Vargas Llosa, a quien me tocó escuchar diciendo que la prioridad del país debería ser el mantenerse bajo los lineamientos de la economía de mercado.

Quién sabe qué resulte de la próxima elección. Lo que sí le digo es que mucha gente está harta de las promesas de siempre. Dicho esto, lo más curioso es que me tocó interactuar con personas que no les ha quedado de otra más que aceptar la terapia propagandística que les es lanzada constantemente por los periódicos, la radio y la televisión local.

Sigue leyendo...