La guerra de marcas en 'El Buen Fin'


Todo está listo para dar inicio una vez más a este gran acontecimiento comercial que se vive en nuestro país, los actores principales son las marcas que jugarán un papel relevante en esta guerra de precios y descuentos.

¿Es realmente un “Buen Fin” para el consumidor o una gran campaña publicitaria que promueve el endeudamiento y la compra compulsiva de los consumidores a través de sus tarjetas de crédito?

Los sectores comerciales, el gobierno e instituciones bancarias hacen su esfuerzo para provocar incremento en las asistencias a los centros comerciales en búsqueda de  “ el regalo prometido.

Es un hecho que las compras online determinarán un factor importante para los consumidores que no quieren andar corriendo en los estacionamientos y tiendas, sobre esto se estima que para esta versión 2016 un porcentaje superior de compra se realizará en plataformas digitales.

El sentido de urgencia y de necesidad son dos pilares que se juegan todo en esta batalla por conquistar las mentes de los clientes.

Entonces ¿qué hacer para que esta estrategia sea integral y no se perciba como decisiones arrebatadas de venta?

Les comparto tres escenarios para la generación de grandes resultados comerciales mas allá de un buen fin.

1. Agregar valor diferencial.

Para sobresalir de entre la competencia es recomendable que:

- No des a tus clientes sólo lo que ellos desean o esperan; ve más allá.

- Sé consciente del riesgo que conllevan las promociones u otras tácticas de corto plazo.

- Replantea tu plan de marketing.

-Nunca pierdas de vista tu “modelo de negocios” ni “dónde está el negocio”.

No es posible crear marcas relevantes cuando se piensa a corto plazo. Para mejorar nuestra posición necesitamos poseer una identidad de marca que involucre una promesa de adentro hacia afuera, que genere entusiasmo en los consumidores y que sea congruente con lo que promete.

2. Transacciones relacionales.

En el pasado las empresas se caracterizaban por enfocarse de gran manera en las transacciones provechosas, se pensaba que el departamento de marketing era el único responsable del mismo, y lo mas contundente es que prometían de más para obtener ventas.

3. Cuida tu posición.

Para identificar nuestra posición es necesario hacernos tres preguntas clave: ¿Cómo nos perciben en nuestro mercado? ¿De qué manera nos involucramos en su crecimiento? ¿Qué valor aportamos a la categoría en donde nos encontramos?

4. Enamora a tus clientes antes de Navidad.

Para enamorar a sus clientes se requiere entender sus necesidades y deseos, y después traducirlos en experiencias y actitudes relevantes en sus productos y servicios.

Claro que este proceso se basa en rediseñar la manera de encontrar y servir a sus clientes. Recuerde que estamos cambiando de hacer transacciones a construir relaciones, ya que una transacción significa hablar para alguien y una relación es hablar con alguien.

Espero que disfrutes este fin de semana largo.