La pareja y el tiempo


Para nadie es desconocido que actualmente vivimos en una dinámica llena de velocidad, ya sea porque queremos conseguir los mejores lugares, las mejores cosas, etc.

Lo vemos desde hacer filas, salir más temprano para no tener que enfrentarnos al tráfico, preparar cosas con anticipación. Pero luego nos estamos quejando de falta de tiempo con la familia, los hijos y la pareja. A esta última me quiero referir el día de hoy.

Alguna vez se han detenido a pensar ¿cuál es su proyecto como pareja? Ojo, no me refiero a la familia en general sino a la pareja, a ustedes como célula, como equipo, como amigos, como amantes, como compañeros de vida. Ya sabemos que cuando se tienen hijos mucho del proyecto está encaminado a que ellos salgan adelante.

No quiero hacer una lista de las razones por las cuales las parejas se desintegran, pero quiero retomar solo una el día de hoy: El tiempo y su relación con el proyecto de pareja con el cual se inició su vida juntos.

Iniciemos con las siguientes preguntas:

- ¿Alguno se ha quejado de la falta de tiempo que pasan juntos?

- ¿Se han propuesto hacer tiempo para ustedes?

- ¿En alguna ocasión has pedido ayuda a algún familiar o algún amigo para que te apoye con los hijos, solo para estar con tu pareja?

- ¿Cuantas veces al día le marcas solo para preguntarle cómo va su día y decirle que lo o la extrañas?

- ¿Han pospuesto planes con tu pareja por razones de trabajo o por cumplir con otro compromiso?

Si has contestado afirmativamente a más de una de las anteriores tu pareja te importa, felicidades por que la quieres tener a tu lado.

Una capacidad que tiene el ser humano es el aprendizaje, la capacidad que tiene para corregir sus pasos, pero en ocasiones es necesario hacer un gran alto y como dice la aplicación "recalcular". Asumimos que las cosas buenas así permanecerán y este error es tan común que no vemos los cambios sutiles en la conducta

del otro, en ocasiones los podemos considerar no muy importantes y en el diario llegamos a descuidar.

La propuesta para el día de hoy es la siguiente:

No dejes pasar más tiempo para tener esa plática pendiente con tu pareja.

Aunque es duro cuestiónense hacia dónde van, qué estaremos haciendo en 5, 10, 15, 20 años.

Visualícense dentro de unos años, ¿cómo quieren llegar?, sanos, estables económicamente, juntos.

Desechen lo que no es importante, en ocasiones asumimos lo que el otro quiere, y sobre eso fincamos el camino, pero no le has preguntado directamente, quizá esa cena súper elaborada que te tomo 2 horas, se puede sustituir por una pizza y un larga charla de 2 horas o más. Incluso puede no ser importante salir de vacaciones este año, si a cambio podrás estar todos los días para la cena.

Como personas responsables tenemos el compromiso de actuar conforme a lo que es mejor para todos, pero tenemos que ser lo suficientemente maduros para respetar los deseos del otro, sean o no sean los mismos que perseguimos.


Volver arriba