Las marcas en la salud


Lo apasionante del mundo de las marcas es que hacen presencia hasta en los lugares menos esperados, en los momentos que no se planean y en espacios donde la palabra salud es la razón de ser.

Los hospitales tienen la difícil tarea de experimentar las crisis de los pacientes mientras siguen los protocolos de proporcionar un buen servicio al cliente. Por lo tanto; estos lugares deben asegurarse de que están haciendo que las experiencias de los pacientes y su familia sean tan agradable hasta donde sea posible.

¿CÓMO SER PACIENTE?

• Cuando hemos hablado que las marcas se construyen desde su interior, es precisamente en cómo los embajadores de la marca ya sean las enfermeras, los médicos, nutrición, intendencia, etc., necesitan orquestar los tiempos y espacios generar entusiasmo y ánimo a los pacientes, sus palabras y su forma de interactuar pueden determinar en gran medida el estado emocional de los pacientes y su familia. Cuando el personal del hospital es paciente, tranquilo y está dispuesto a tomar el tiempo para abordar las preocupaciones del paciente, definitivamente impactará de manera positiva sus interacciones.

CONSEJOS QUE CREAN MARCA

1. Empatía

• En un entorno hospitalario, la empatía y el buen juicio determinarán la forma de vivir y ayudar a los pacientes en cada etapa en la que se encuentren. Después de todo, son los clientes y pueden optar por tomar otras alternativas si la experiencia no cubre sus expectativas.

2. Saber escuchar

• Un momento de escucha activa, puede provocar en los pacientes una nueva perspectiva de su estado actual; mirar a los pacientes a sus ojos mientras hablan, no interrumpir y sonreír serán ingredientes que estimulen su estado de ánimo.

3. Cumple tus promesas

• La marca es una promesa, ¿que estás dispuesto a hacer para cumplirla? En el ambiente hospitalario y servicios médicos es habitual decir, en un momento le informamos, ¿de cuánto tiempo estamos hablando?, el tiempo de respuesta y cercanía a los pacientes determinará certidumbre, se sentirá atendido, estos detalles ayudan a provocar lealtad en la institución que ofrece el servicio.

4. Que Bonito Nombre, Así Se Llama…

• Hablarle al paciente por su nombre provoca sentimiento de familiaridad y cercanía, esta táctica es un estándar en muchos establecimientos de primer nivel en la industria de la hospitalidad. Dirigirse al paciente por su nombre abrirá nuevos canales de comunicación y abrazará espacios agradables de estancia.

5. Enamorados de verdad

• Cada detalle con los pacientes ayudará a convivir en armonía cualquier proceso; Imagínate un niño internado en un hospital, todo el potencial que tiene un médico o enfermera de ayudarle a que su estancia en el lugar sea toda una experiencia.

Regalar paletas, historietas, etc., son manifestaciones de amor, involucramiento y compromiso.

• Las marcas viven en la mente y corazón de los clientes, provocar emociones y amor en la vida de los pacientes ayudará a construir mejores entornos, mejores experiencias y grandes cambios en las formas de alcanzar objetivos.

• El sector salud tiene dos grandes compromisos: seguir enfocándose a cumplir los estándares y protocolos y también crear experiencias y amor en la vida de los pacientes.