Legumbres


En consulta siempre intento hacer énfasis en la importancia del balance y de cómo cada grupo de alimentos tiene algo distinto e importante que ofrecernos. Dentro de esas categorías se encuentra el grupo de los carbohidratos, al cual en los últimos años se le ha atribuido tantas teorías que hoy en día crea muchísima confusión.

Por lo que volvemos al balance, el cual es imposible de alcanzar sin este grupo de alimentos tan importante. La clave está en incluir el mejor tipo de carbohidrato en tu alimentación en la cantidad que necesitas, ya que no es lo mismo comer papas fritas a comer un plato de lentejas.

Las leguminosas o legumbres (frijoles, lentejas, garbanzos, habas, etc.) pertenecen al grupo de los carbohidratos, sin embargo, son excelentes alimentos llenos de fibra y nutrientes. En consulta me he dado cuenta cómo rara vez se incluyen como parte del día a día y cómo muchas personas quisieran aprender a agregarlos en su alimentación de manera saludable. A continuación les comparto tres deliciosas recetas llenas de fibra y antioxidantes:

Wraps de acelgas con lentejas

Acelgas

Lentejas

Aceite de oliva

Queso panela

Calabacita, brócoli y coliflor (cocidos al vapor)

Limpiar y cocer las lentejas en agua (hervir a fuego medio/alto durante 30/35 minutos), agregar sal de mar.

Mezclar la calabacita, brócoli, coliflor, lentejas, queso panela y un poco de aceite de oliva.

Cortar la raíz de las acelgas con cuidado y con varias hojas de acelgas puedes envolver la mezcla de verduras con queso y lentejas.

Molletes de champiñones

Portobellos

Frijoles negros

Queso panela

Tomate y lechuga picada (lavados y desinfectados previamente)

Limpiar y remojar los frijoles una noche antes de ponerlos a hervir hasta que se cosan (alrededor de 50 minutos)

Limpiar los champiñones y agregar los frijoles y el queso panela

Hornear de 10 a 15 minutos

Agregar el tomate y la lechuga picada

Ceviche de garbanzos

Garbanzos

Tomate, cebolla, pepino, jícama, cilantro (todo lavado, desinfectado y picado)

Limón (exprimir limones al gusto) Limpiar y remojar los garbanzos una noche antes de ponerlos a hervir hasta que se cosan (alrededor de 70 minutos)

Mezclar los garbanzos con todas las verduras y el jugo de limón. Refrigerar y listo

Be Healthy. Be You.


Volver arriba