London School of Economics


Wikipedia: “La London School of Economics (oficialmente London School of Economics and Political Science, LSE) es una universidad pública de investigación ubicada en Londres, Inglaterra, y una universidad constitutiva de la Universidad federal de Londres. Fundada en 1895 por los miembros de la Sociedad Fabiana Sidney Webb, Beatrice Webb, Graham Wallas y George Bernard Shaw para la mejora de la sociedad, LSE se unió a la Universidad de Londres en 1900 y estableció sus primeros cursos bajo los auspicios de la Universidad en 1901.

“La LSE comenzó a otorgar sus propios títulos en 2008, antes de lo cual otorgó títulos de la Universidad de Londres. La escuela tiene unos 11,200 alumnos (70% de ellos foráneos), 1,700 profesores, y está organizada en 25 departamentos e institutos académicos que realizan docencia e investigación en una variedad de estudios jurídicos y ciencias sociales (derecho, historia, economía, filosofía, psicología, negocios, literatura, medios y política)”.

Premios y palmadas

Como los globalistas se aplauden y se premian entre sí, el 26% (o 13 de 49) de todos los Premios Nobel de Economía (premio que NO existe, repito por enésima ocasión, y que se reserva para merolicos como Paul Krugman) han sido otorgados o adjudicados conjuntamente a exalumnos de LSE. Hay muchos mexicanos que ostentan este linaje académico; casi todos ellos keynesianos, por supuesto (salvo algunas excepciones, como Friedrich Hayek, que enseñó ahí durante los años 30 y 40, y curiosamente fue el más empecinado opositor a Keynes, de Cambridge). Ese gran hacedor de frases que fue Shaw (uno de los fundadores de la LSE), dijo: “Soy cristiano y eso me obliga a ser comunista”.

“ Felix, qui potuit rerum cognoscere causas ( The works of Virgil, 1697) es el verso 490 del Libro 2 de las ‘Geórgicas’ (29 aC), del poeta latino Virgilio (70-19 a. de C.). Literalmente se traduce como: ‘Afortunado el hombre que fue capaz de conocer las causas de las cosas’. Dryden lo expresa así en 1697: ‘Feliz el Hombre quien, estudiando las leyes de la Naturaleza, a través de los efectos conocidos puede rastrear la Causa secreta’. Virgilio pudo haber tenido en mente al filósofo romano Lucrecio (99-55 a. de C.), de la escuela epicúrea. Esta frase a menudo se escribe en tiempo presente en lugar del tiempo pasado. Los traductores también a menudo han agregado el adjetivo ‘oculto’ para calificar las causas. La última mitad de la frase, ‘Rerum Cognoscere Causas’, es el lema de la London School of Economics, y de muchas otras instituciones. La frase está grabada en el busto de piedra de Clodomiro Picado Twight en la Universidad de Costa Rica. La respuesta a esta oración es: ¡Nunca temas las causas insignificantes ahora!”.

La Sociedad Fabiana

“La Sociedad Fabiana, fundada en 1884, es un movimiento socialista británico cuyo propósito es avanzar en la aplicación de los principios del socialismo mediante reformas graduales. El nombre de la sociedad está tomado de quinto Fabio Máximo, apodado Cunctator (que significa ‘ el que retrasa’), un general de la antigua Roma que había conseguido frenar los enfrentamientos directos contra Aníbal buscando desgastar al ejército del general cartaginés dejando pasar el tiempo, utilizando tácticas de hostigamiento y de guerrilla, cortando las vías de aprovisionamiento de víveres y de material, etc. (recuérdese que los romanos tuvieron que lamentar varias derrotas con los cartagineses, a cual peor, por enfrentarse directamente en campos de batalla). A diferencia de Karl Marx, que predicaba el cambio revolucionario, los fabianos creen en la evolución gradual de la sociedad hacia el socialismo, y apuestan por el trabajo discreto y reformas graduales. Es también conocida por formar los cimientos de lo que más tarde sería el Partido Laborista británico”.

“En 1889 se publicaron los Ensayos Fabianos, que contienen el programa de la Sociedad Fabiana. Los fabianos se caracterizaron por su pragmatismo, alejándose de ideas utópicas, lo que los llevaba a prestar atención únicamente a las vías concretas que el socialismo podía tomar en Gran Bretaña. El socialismo consistía para ellos no en un movimiento revolucionario, sino en el desarrollo y la evolución de las instituciones existentes en un sentido socialista. Defendían alcanzar el socialismo mediante la ‘extensión gradual del sufragio y la transferencia de rentas e intereses al Estado, no de golpe, sino poco a poco’”.

Laboristas

Partido fundado en 1900, y del que hoy es cacagrande (desde 2015 y, por tanto, oficialmente “Líder de la Muy Leal Oposición de Su Majestad en el Reino Unido”) Jeremy Corbyn, gran amigo del próximo sexenio mexicano y bajo cuya égida “el partido se movió notablemente a la izquierda en el espectro político, abandonando así su posición socioliberal de las últimas dos décadas”. Corbyn se define como pacifista y republicano (¿en oposición a monárquico?), es vegetariano y utiliza la bicicleta para sus desplazamientos. Colabora habitualmente en campañas internacionales de derechos humanos. Opositor juvenil a esa barbaridad llamada guerra de Vietnam, Corbyn participa hoy en la coalición Stop the War contra la guerra de Irak (masacre geopolítica respaldada fervorosamente por su nefasto antecesor “laborista” Tony Blair, primer ministro de 1997 a 2007). Durante el periodo de Blair, Corbyn lo denunció públicamente acusándolo de violar los Derechos Humanos y las libertades públicas, especialmente con aquellas personas que solicitaban asilo político.

Sobre su vida personal, “tuvo tres hijos con Claudia Bracchitta, exiliada chilena con quien se casó en 1987 y de la que se divorció en 1999. Se ha casado tres veces. Su primer matrimonio fue en 1974 con la profesora Jane Chapman que, como Corbyn, era concejal en Haringey. Su tercer matrimonio ha sido con la mexicana Laura Álvarez, importadora de café de comercio-justo de Centroamérica y abogada. Corbyn habla castellano con fluidez”. Laura es 22 años menor que él, y se casó con Corbyn en 2012 en la antigua hacienda Panoaya de México, donde Sor Juana Inés de la Cruz vivió de los tres a los ocho años de edad (1651 a 1656) y aprendió a leer y escribir.

Una mexicana para observar

Nuestra compatriota “Laura Álvarez, una discreta activista social con una maestría en Derechos Humanos, podría convertirse en la primera mexicana en habitar el número 10 de Downing Street, la residencia oficial del primer ministro británico, si su marido, el líder laborista Jeremy Corbyn, se impone en las urnas en 2022. Se conocieron en 1999, cuando Álvarez llegó a Londres para ayudar a su hermana Marcela a recuperar a una hija cuyo padre se la había llevado tras una batalla por su custodia. Como diputado y dirigente del grupo interparlamentario para México, Corbyn se ofreció a ayudar en el caso y así fue como establecieron una relación que inicialmente fue de amistad. Personas que conocen a Álvarez coinciden en que es una persona reservada, que prefiere estar alejada de los reflectores”.

Me temo que los reflectores no le permitirán a Laura mucha privacidad durante los próximos seis años.


Volver arriba