Los golpes fueron para GB y KC


Cómo cambian los panoramas de los equipos de una semana a otra.

Veamos... Primero, Kansas City que estaba sin ninguna derrota, en menos de una semana ha ligado dos descalabros al hilo. Primero ante los Acereros de Pittsburgh perdieron el invicto en su casa y apenas este jueves, en un partido de locura, los Raiders de Oakland los dejaron en ‘el terreno’, como dirían en el beisbol.

No es que los Jefes estén haciendo mal las cosas. Contra Pittsburgh, la defensa de ‘acero’ se plantó en el terreno con la idea de detener al arma letal de Kansas, su corredor Kareem Hunt, y lo lograron.

Solo le permitieron 21 yardas, cortándole una racha de tres partidos seguidos con más de 100. Pittsburgh supo muy bien cómo controlar la ofensiva de los Jefes y así cayeron por primera vez en la campaña.

En el juego contra Oakland, los Jefes parecían dominar, pero ahí su defensa nunca logró contener al contrario y lo peor, en menos de tres segundos, los castigos terminaron por ‘acuchillarlos’.

Estas dos caídas, aunque encienden las alertas, sobre todo para quienes conocen el trabajo de Andy Reid, que parece que a sus equipos se les acaba el gas, no son el fin del mundo. 

Kansas sigue con un equipo muy completo y está para campeonato.

Será muy importante que anímicamente levanten, ya que las siguientes dos semanas enfrentan a Denver y Dallas, muy complicados juegos.

A quienes les cambió la vida son a los Empacadores de Green Bay, quienes perdieron a su QB estrella, Aaron Rodgers. Esta semana se sometió a cirugía tras una fractura de clavícula.

Aunque el pronóstico de recuperación es de ocho semanas es muy difícil que Rodgers se reincorpore esta temporada.

Sin minimizar ningún nombre del equipo de los ‘Cabeza de Queso’, va a ser una labor imposible que accedan a los Playoffs sin su quarterback. En los últimos triunfos era precisamente él quien cargaba con toda la responsabilidad.

Su reemplazo, Brett Hundley, cumple apenas su tercer año como profesional y solo ha participado en seis juegos con Empacadores.

Y es que ese es el punto, la poca actividad, el leve conocimiento del rol de juego hace que la pieza fundamental de un equipo, ahorita sea su eslabón más débil.

Hundley tendrá que ser arropado por el juego por tierra, una defensa que le dé la confianza para atacar sin nervios. Ya veremos si se logra conjuntar todo para salvar la temporada de los Empacadores.

LA PESADILLA DE FALCONS

Hoy por la noche, Atlanta revivirá una pesadilla que no los ha soltado desde febrero. Los Patriotas de Nueva Inglaterra enfrentan al equipo a quien le remontaron más de 20 puntos y vencieron en el Super Bowl.

Patriotas no está en su mejor momento y los Halcones cayeron de manera vergonzosa ante los Delfines de Miami. Si Atlanta quiere dejar atrás ese episodio deberá de tener la concentración para ejecutar de manera perfecta y quedarse con el juego y la venganza. Halcones me parece en estos momentos mejor equipo, lo pueden lograr.






Sigue leyendo...
Volver arriba