Cascos y JerserysMonterrey
Más del autor

Ya hay lesionados

La esperanza de los Cafés

Los mejores meses del año


Una temporada más... La ilusión de 32 franquicias inicia el próximo fin de semana. Todas tienen una única finalidad, ganar el Super Bowl LIII el próximo mes de febrero en Atlanta, Georgia.

Para lograrlo tendrán que dejar sudor y sangre (en algunas ocasiones esto será literal) durante las próximas 17 semanas para llegar a los Playoffs, y si son constantes, pelearán por el Vince Lombardi.

Se dice fácil, pero es una pelea constante en la que están involucradas decenas de personas, desde los estrategas de corbata y saco, entrenadores, médicos, fanáticos (también juegan), jugadores (obvio) y las familias de éstos. Una gama de talento combinada con esfuerzo.

En cuatro días, la patada inicial estará a cargo del Campeón Philadelphia Eagles que enfrenta a Atlanta Falcons.

‘Philly’ abrirá con su segundo quarterback y ganador del Super Bowl, Nick Foles. Aún no es tiempo del titular Carson Wentz, que tendrá que esperar una semana más antes de reincorporarse tras una lesión ocurrida en la Semana 14 de la temporada pasada.

Foles aparecerá en este partido inaugural como una ‘super star’ después de ser nombrado el Jugador Más Valioso del SB LII. Y no fue por casualidad, pues todos recordamos su brillante actuación.

En este juego inaugural tiene la responsabilidad de iniciar a paso de campeón.

En la victoria de Eagles sobre Falcons en la Ronda Divisional del año pasado, Foles completó el 76.7% de sus pases para 246 yardas. Tal vez este jueves no tenga tan buenos números, según se ha visto en la pretemporada. Ante Cleveland tuvo dos intercepciones y apenas completó el 60% de sus pases.

Hay dudas sobre su actuación, ya que esa ha sido la constante de Foles, será el efectivo o el errático.

Pero sin duda, Eagles tiene más armas para buscar la victoria en su casa.

En tanto, los Falcons tienen un talento innato y están urgidos de acabar con el fantasma del SB de ya hace más de un año.

Matt Ryan y Julio Jones tienen la obligación de hacer más de lo logrado la temporada pasada, en la que se colaron a los Playoffs. Será un inicio importante para Atlanta en el que podría definir su camino.

Así abrirá la NFL 2018 y sin duda lo mejor está por venir.

MALA TARDE

Ayer, los equipos hicieron su corte a 53 jugadores y en la lista fatal se encontraba el QB mexicano Luis Pérez, quien estaba haciendo sus pruebas con los Rams de Los Ángeles.

Ahora Pérez queda como agente libre en busca de que algún equipo lo contacte.

Una pena, pero como decía el gran Vince Lombardi: “No se trata de si eres derribado, se trata de si te levantas”. ¡Ánimo!



Sigue leyendo...
Volver arriba