Marcha desairada


Con el revuelo causado por el empate de México ante Portugal, ya no hubo espacio para comentar lo acontecido en la famosa marcha convocada por aficionados del Monterrey descontentos con su club.

En las redes sociales hubo mucho movimiento y comentarios acerca de este protesta, que se efectuaría el sábado pasado en las inmediaciones del Estadio de Rayados.

Muchas muestras de solidaridad, y cantidad incontable de comentarios apoyando el descontento... y asegurando que ahí estarían.

Sin embargo, el resultado fue mucho muy inferior a lo que se esperaba, llegando a ser de 30 a 35 personas las que sostuvieron mantas y gritaron consignas

Alberca

Aquí se dejaron ver un par de cosas.

No es lo mismo ser revolucionario de sillón, a ser un real activista de esos que queman su blanca piel en el sol.

Vamos, el mismo asunto francamente no era tan inspirador.

Y eso se refleja en la pobre cantidad de gente que asistió.

Por cierto, no cesaban los comentarios por parte de los manifestantes, que terminando el bloqueo a Pablo Livas, les habían prometido una fiesta de alberca.

¡Vaya, vaya!

Llena la renovación

En contraparte, y en un franco contraste, donde sí hubo una cantidad muy importante de personas fue en la renovación de los abonos del Monterrey.

Ahí se dieron cita todos, los que -aumento o no- decidieron apoyar al club y sus decisiones, comprando los abonos para la próxima campaña.

Porque está más que claro: la mejor protesta qué puede hacer un fanático del futbol es alejarse del estadio.

Por contraparte, la mejor medida de apoyo es renovar el abono.

Bomba

Una de mis paredes me dijo que, en la prensa del Reino Unido, suena fuertemente el nombre del jugador ecuatoriano Enner Valencia.

Los diarios del territorio británico lo ligan a los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, como refuerzo estrella de los auriazules.

Como es costumbre, habrá que ver si el jugador desea dejar el Viejo Continente para enrolarse de nueva cuenta en el futbol mexicano.

Eso... y si realmente hay un interés de los felinos.

No se opera

La buena noticia en el campamento del Monterrey es que José María Basanta no tendrá que ser sometido a cirugía para corregir la lesión que lo aqueja.

La sola posibilidad de que tuviera que ser intervenido, ya era una distracción para el mismo jugador y para su entorno en el Monterrey.

Desde acá se le desea lo mejor al argentino, por el bien de su club y su fanaticada.


Volver arriba