Finanzas al descubiertoMonterrey
Más del autor

Ceguera financiera

La cuesta que no cuesta

México en tus manos


Hoy quiero hablarles a los miles de empresarios y emprendedores que nuestros bellos estados norteños de Nuevo León y Coahuila cobijan, a ésos que con entusiasmo, valentía y carácter, iniciaron algún día lo que se ha convertido en su proyecto de vida, hoy quiero hablarles a ustedes, porque su voz es importante no sólo para las zonas en que aportan sustento y trabajo, sino para un país que hoy necesita de su fortaleza moral y empresarial, demostrando que la economía no sólo son cifras, es tenacidad, dedicación y planeación, permitiendo con esto ser garantes del bienestar social y económico de nuestro entorno y el de nuestras futuras generaciones.

• Son ustedes que inician su jornada antes del alba, con vigor y esperanza que enmarcan la definición de liderazgo que una vez leí en una de mis investigaciones y la cual he atesorado por muchos años, su autor es un empresario mexicano, exdirector general de Grupo Modelo, Carlos Fernández González, y que dice que el liderazgo es pensamiento y acción. La congruencia en las decisiones que se toman es muestra del liderazgo norteño que trasmitimos al país. Pensar y actuar es la lectura que mandamos a aquellos que duden que el bienestar económico se sustenta en el trabajo y dedicación de miles de empresarios y trabajadores mexicanos, que crean y sostienen fuentes de empleos.

• Hoy mas que nunca no sólo pido, sino desde mi humilde trinchera exijo a todos aquellos que se dicen a sí mismos líderes tomen su rol de influencia, no sólo para lo divertido sino para trasmitir congruencia y honestidad en lo que hacemos, porque es la única manera de darle a nuestras generaciones un bienestar financiero. Carlos Fernández continúa diciendo que el líder es capaz de reconocer sus propias limitaciones buscando rodearse de individuos más talentosos, a quienes procura hacer gente aún mejor.

• Si queremos ver los toros sentados desde la grada es una buena forma de diversión (para quien guste de esa barbarie) pero en estos momentos no estamos para divertirnos a costa de nuestras familias, hoy debemos salir como emprendedores, como empresarios, como personajes de influencia a dar testimonio de vida y dedicación. El mañana que se avecina es incierto, pero que con disciplina y visión productiva todo se puede lograr.

• Carlos Fernández termina su definición de liderazgo diciendo que el líder es el que convierte gente ordinaria en extraordinaria y hoy quiero invitarte a ti, amigo empresario, a pensar que la economía de México no se forja sola, es por tanto un proceso que en conjunto hacemos todos, poniendo en nuestras mentes y acciones un proyecto de vida y nación, y sobre todo tener en mente NO querer continuar siendo un país ordinario, por el contrario, convertirlo en uno extraordinario, la diferencia entre esas dos naciones está en nuestras manos y te pregunto: ¿Tú qué estás haciendo para convertir a tu país en uno extraordinario?


Sigue leyendo...
Volver arriba