Mida bien su rendimiento


La mayoría de las personas observa el rendimiento como el principal indicador de su inversión a la hora de colocar su dinero, sin embargo, he podido constatar que una vez realizado esa inversión pasan por alto el registro de conocer realmente el resultado de su inversión a lo largo del tiempo.

· La generalidad es cuantificar, con cuánto empezaron la inversión y cuánto tienen en la misma, al tiempo que la comparan con algún otro tipo de inversión o con alguna referencia que les venga a la mente. Ejemplo: un inversionista compra un departamento hace dos años en $2 millones de pesos y coloca $1 millón en un fondo de deuda gubernamental, dado que el departamento ahora cuesta $2 millones 300,000 pesos y mi fondo refleja que vale $1 millón 100,000 pesos, su razonamiento es pensar que invertir en bienes raíces es lo que mejor hay que hacer con todo el dinero que tenga. De entrada, debo decirle que estos ejercicios son erróneos, ya que se comparan inversiones que no son equivalentes, es decir, su comportamiento en el tiempo, sus beneficios y riesgos no son iguales. Por ejemplo, la ventaja del fondo es que es un activo 100% líquido, es decir, se puede vender de un día para otro sin necesidad de dejar un porcentaje importante en la transacción, en cambio, en el caso del departamento, su venta no es inmediata y tendrá que dejar una cantidad no menor en el proceso de venta. Si quiere un comprador rápido, tendrá que estar dispuesto a negociar el precio y generalmente no será hacia arriba.

· Un portafolio diversificado de un inversionista implica tener activos de distintos rubros para atenuar los riesgos y acrecentar los beneficios, por ende, un portafolio de inversión debería incluir bienes raíces e instrumentos financieros, no solo una especie de activos. Ya dentro de un portafolio de instrumentos financieros deberá contemplarse no solo instrumentos de deuda de corto plazo, sino también incluir activos de largo plazo y tener una mezcla de porcentajes correcta, no solo decir: "Cómo tengo tres fondos de inversión, ya estoy diversificado". Esto es otro error muy común.

· Otro fallo habitual es incrementar posiciones en el instrumento que actualmente muestra los mejores rendimientos, se observa que el inversionista es sensible al rendimiento pero con una visión de corto plazo, basta con mencionar que la renta variable (acciones) son en el largo plazo (más de 10 años) un vehículo que, de mantenerse, genera mayores rendimientos que los instrumentos de deuda; sin embargo, son de los activos donde menor porcentaje se coloca dentro de un portafolio de un inversionista, en gran parte por la incertidumbre que genera y porque muy pocas personas se ven periodos de tiempo extendidos en este tipo de inversión, que se debe a una planeación financiera mal llevada, en cambio, una bien estructurada implica tener una mezcla de instrumentos de corto, mediano y largo plazos para metas previamente identificadas.

LA MEDICIÓN CORRECTA

· La medición correcta de una inversión implica conocer y comparar inversiones similares contra la inflación por activo y a nivel portafolio, también llevar un registro en el cual se observen los costos de administración entre otros, incluir los dividendos o intereses, e impuestos de cada tipo de activo para obtener un rendimiento total real.

· El desempeño de la inversión deberá estar mapeada entre rendimiento y riesgo, para entonces poder comparar y tomar decisiones. Éste es un trabajo que no va a realizar su ejecutivo de cuenta o asesor inmobiliario, es una labor que puede ser realizada por usted mismo si tiene conocimiento y tiempo, o bien, por especialistas. 

· Desafortunadamente existe evidencia de que los errores matemáticos al estimar rendimientos por parte de los inversionistas, llevan a crear condiciones mentales en la toma de decisiones que afectan su desempeño en el largo plazo.

Sigue leyendo...
Volver arriba