Monedas de cambio: frontera sur y medidas nacionalistas


México se ha enfrentado con una encrucijada que por años no había existido, el Mr. Amigo se ha transformado en Mr. Amigo Incómodo. México tendrá dos monedas de cambio en las negociaciones: reforzar la frontera sur o adoptar medidas nacionalistas, dos opciones de respuesta en el mismo sentido que Estados Unidos.

Aún estamos a la espera de cuál será la conclusión de la novela entre sí cenarán juntos en algún momento el presidente Peña y el presidente Trump. Trump amagó con la cancelación de la visita de Estado en caso de que México no acceda a cubrir los gastos de la ampliación del muro fronterizo. El presidente Peña, en un mensaje el miércoles por la noche dio a conocer que México sigue en la disposición de un dialogo justo y respetuoso entre ambas naciones. Reiteró de nuevo que México no participará en los gastos que se generen por la ampliación de la barrera fronteriza, y el día siguiente canceló definitivamente la visita de Estado.

Pareciera ser que el financiamiento del muro va de la mano con la renegociación del Tratado de Libre Comercio. Trump argumentó que la construcción de dicha edificación contribuirá a ambos países, este argumento hace pensar que una posible moneda de cambio sea reforzar la frontera sur de México. Es una demanda que por mucho tiempo ha permanecido en Estados Unidos, que México se haga cargo de la frontera sur, y Estados Unidos de la frontera norte. No obstante, Peña declaró que México no cree en los muros, ya que no son amistosos, y generan división y no unión. Por lo anterior considero difícil que México acceda a una estructura en la frontera, pero si pudiera y debiera comprometerse con reforzar los límites con Centroamérica.

Trump ha demostrado ser un personaje impredecible y muy impulsivo, por ello, el equipo de renegociación deberá ser cauteloso en los acuerdos logrados, sabiendo que una promesa de Trump no es estable. El equipo está conformado en parte por los antiguos negociadores de la administración de Salinas y Zedillo: Jaime Serra Puche, Jaime Zabludovsky, Herminio Blanco, Luis de la Calle, así como de empresarios como Moisés Kalach y Claudio X. Gonzalez Laporte.

Esperemos no llegar a medidas nacionalistas para protegernos y tener que incurrir en las mismas medidas que opte Estados Unidos. Si Trump amaga con establecer aranceles a la importación, México puede hacer lo mismo; si Trump amaga con regresar camiones aguacateros en la frontera, nosotros podemos hacer lo mismo. La relación de nuestro país con el vecino del Norte se ha transformado en una relación de interdependencia, las empresas estadounidenses no estarán muy de acuerdo si Trump toma esta postura.