¿No te puedes concentrar?


Todos tenemos esos días en los que simplemente no te puedes concentrar, te sientes cansado, tu productividad no es la misma, se te olvidan cosas, te sientes con ansiedad e irritabilidad, ves el día lleno de estrés y preocupaciones, etc. Todos estos sentimientos son normales cuando hablamos de una fatiga mental, sin embargo, podemos aumentar el rendimiento y productividad de nuestro cerebro modificando nuestro estilo de vida y alimentación.

Los siguientes son algunos de los alimentos que te pueden ayudar a combatir la fatiga mental:

Aceite de oliva extra virgen: el contenido de polifenoles en este tipo de aceite ayuda a mejorar nuestras habilidades de aprendizaje y memoria. Además, incluir aceite de oliva extra virgen dentro de tu alimentación ayuda a reducir el riesgo de Alzheimer.

Aguacate: además de ser delicioso y súper nutritivo, es excelente fuente de grasa monoinstaurada que ayuda a mantener controlados los niveles de azúcar en sangre. Es excelente fuente de vitamina K y folato, que mejoran la función cognitiva, como la memoria y la concentración. 

Arándanos: son de los alimentos que más antioxidantes tienen, yo intento incluirlos todos los días en mi alimentación. Los arándanos contienen altos niveles de ácido gálico que ayuda a proteger nuestro cerebro de la degeneración y el estrés. Es importante mencionar que los arándanos frescos tienen más nutrientes y menos calorías que la versión deshidrata, por lo que de preferencia elige arándanos frescos. 

Brócoli: verdura famosa por su aporte nutricional, llena de vitamina C y fibra. Los altos niveles de vitamina K en el brócoli nos ayudan a mantener una buena memoria. 

Betabel: ayuda a reducir a inflamación y a que tu cuerpo elimine toxinas. Además, su contenido de nitrito natural aumenta la circulación al cerebro, lo que ayuda a mejorar nuestro desempeño mental. 

Chocolate oscuro: ¡buenas noticias a los amantes del chocolate! El chocolate oscuro con alto porcentaje de cacao tiene muchos beneficios. Entre ellos, el alto contenido de flavonoides, con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, ayuda a mejorar la circulación entre el corazón y el cerebro. Además, el chocolate también contiene cafeína, un estimulante cerebral que en dosis reducidas ayuda a mejorar la memoria y la concentración. 

Verduras de Hoja Verde: incluir espinaca, kale, acelga, lechuga, etc., ayuda a disminuir el riesgo de demencia. Además, este tipo de verduras son excelente fuente de vitamina A y K que contribuyen a disminuir la inflamación.

Yema del huevo: así es, yema del huevo, que durante años fue evitada a toda costa por motivos de colesterol, ahora se ha comprobado que no tiene ningún efecto en los niveles de colesterol de personas sanas. Además, contienen grandes cantidades de colina, que se degrada en un compuesto que produce hormonas relacionadas con la felicidad.

También quisiera mencionar que hacer ejercicio, mantenerte hidratado, dormir lo suficiente, reírte y disfrutar, son algunos de los muchísimos factores que mejoran el rendimiento y la productividad de nuestro cerebro.

Be Healthy. Be You.


Volver arriba