Organiza tu refrigerador


¿Sabes cómo acomodar adecuadamente los alimentos en tu refrigerador?

¿Sabías que una buena organización tiene un impacto importante en la frescura y duración de cada alimento?

No sólo se trata de un tema de minimizar el desperdicio de comida, o de facilitar el uso y organización de tu refrigerador, sino que también estamos hablando de seguridad alimentaria (minimizar el riesgo de crecimiento bacteriano a niveles peligrosos).

Parte de arriba

Lo ideal es acomodar aquí aquellos alimentos que no requieren de más preparación como sobrantes de alimentos ya preparados (en contenedores herméticos) o carnes frías.

Parte central

Te recomiendo aquí acomodar todos los productos lácteos (quesos, yogurt, leche y mantequilla). También aquí puedes almacenar el huevo en la parte de atrás, donde esta más frío, para extender así su duración.

Parte baja

Aquí generalmente encontramos la parte más fría del refrigerador, por lo que aquellos alimentos crudos (pollo, carne de res, pescado) pueden ir acomodados en esta área. Siempre recomiendo acomodar los alimentos crudos en las parte bajas y la comida preparada en las partes altas del refrigerador. Además, de esta manera minimizas el riesgo de contaminación cruzada a los alimentos ya preparados.

Cajones

En los cajones podemos acomodar las frutas y verduras. Los cajones están diseñados para controlar el aire frío que circula adentro de cada cajón, de esta manera controlando el nivel de humedad. La clave para optimizar la frescura de las verduras es mantener ese cajón lo más húmedo posible sin que la superficie de las verduras se vea húmeda. La fruta se puede acomodar en el cajón con menos humedad.

Puertas

Esta área del refrigerador es ideal para acomodar todos aquellos alimentos que se usan frecuentemente y que no necesitan de tan bajas temperaturas. Ya que en las puertas del refrigerador podemos encontrar las temperaturas menos frías y más susceptibles a fluctuaciones. Aquí podemos acomodar los condimentos, vinagretas, aderezos como mayonesa o mostaza, alimentos untables, mermeladas etc...

Para fines prácticos, el refrigerador es una caja grandota y fría. Sin embargo, si tomamos en consideración que se trata del lugar donde guardamos los alimentos y que la organización juega un papel importante, cambia toda la ecuación. La temperatura de la mayor parte de los refrigeradores oscila entre 0.5 a 3 grados C, donde vamos a encontrar áreas menos o más frías que otras. Por lo que la mejor manera de acomodar los alimentos en el refrigerador depende de que tan frío necesita estar guardado cada alimento.

Be Healthy. Be You.

Ana Cristina de la Garza Montoya, licenciada en nutrición, es egresada de la Universidad de Monterrey, actualmente cursa una certificación y diplomado en nutrición y cardiología en el Instituto Mexicano de Nutriología Clínica

Volver arriba