Percepción es Realidad


La mente y el corazón corren más rápido que la realidad, ¿cuántas veces nos adelantamos o suponemos cosas en base a lo que pensamos o sentimos?. Muchas de ellas no son realidad, pero nuestras emociones así lo disponen.

Si yo percibo que cierta persona está enojada, esa será mi realidad y yo me comporto con base en esa realidad; Imagínate la cantidad de incomunicación que se da en tu vida por suponer, creer o pensar realidades inexistentes.

• Un ejemplo muy cotidiano se da cuando conocemos a una persona, nuestra mente empieza a crear ideas, emociones y sentimientos basados en el comportamiento e interacciones que tiene la persona con nosotros, esta suma de percepciones seguramente no son la realidad. En muchas ocasiones creamos todo un diálogo interno con base en lo que vemos de esa realidad aparente.

Las marcas tienen el poder de cambiar la percepción

• Cuando vemos a una persona que usa cierta playera y a un lado se encuentra un isotipo reconocido, asociamos que a esta persona le gusta vestir con ciertos estándares de calidad, innovación y sobre todo que comparte valores y emociones que esta marca representa.

• En el segmento de lujo por ejemplo, cuando a una dama le hacen un regalo de unos aretes, en muchas de las ocasiones está acompañado de “ y es de la boutique …”

¿por qué esta expresión?, porque la boutique representa algo en la mente de las personas, porque la percepción que han logrado cumplir expectativas y lo han hecho su realidad.

Un gran reto (Ser Congruentes)

• ¿Qué pasa cuando una persona o empresa emite buena comunicación y logra que sea percibida de buena manera?, se crea familiaridad, cercanía, etc, pero si esta realidad no es sostenible en el tiempo, si las experiencias ya no son las mismas, si las promesas ya no son cumplidas, es muy probable que la realidad cambie vertiginosamente y se rompa esa confianza por falta de congruencia.

La trampa de la pasividad

• En diagnósticos de marca que hemos implementado, es sorprendente escuchar a la gente decir “no quiero hacer muchos cambios en la empresa para que no piensen que estamos creciendo”, “no queremos  que piensen que somos una empresa grande”), esto debilita la percepción, lo que lleva en la mayoría de las ocasiones a permanecer en un círculo de pasividad donde ¡Aquí no pasa nada nuevo!

Tres Consejos para fortalecer las percepciones


CONFIABILIDAD

• Genera confianza y cumple tus promesas. El consumidor no sólo usa la marca, sino que escucha todo lo que dicen de ella: está sensible a si cumple con las promesas y siempre pone atención a lo que los demás hablan de ella. (La percepción de los demás afectará también las decisiones de su circulo de amigos)

COMPROMISO

• Construye una relación emocional con el consumidor. Una marca influyente va más allá de la transacción, por lo que, si construyes relaciones, provocarás grandes resultados.

INNOVACIÓN

• Atrévete a desafiar lo establecido. Provoca nuevas experiencias y sé ejemplo a seguir para otros.

• La mente y el corazón corren más rápido que la realidad, asegúrate de estar presente en esta gran carrera de percepciones y haz de tus clientes realidad significativas que logren abrazar su vida.