Pokémon y su reposicionamiento


Hemos visto en últimas fechas un gran revuelo con el fenómeno del juego de Pokémon Go que ha hecho no solamente interesarse a unas grandes legiones de jóvenes y personas de todas las edades, sino además ha impulsado las acciones de Nintendo a niveles insospechados. En los buscadores web la palabra Pokémon Go arroja resultados mayores a los 46.5 millones.

• Cabe señalar que esta aplicación se encuentra en versión para Android e iOS, y se estima que Pokémon Go en América ha llegado a más de 7.5 millones de personas que han adquirido esta interesante aplicación.

• La cifra no es oficial ni tampoco global, ya que el arranque sólo se ha dado en pocos países.

• Así que si ves en la calle a jóvenes y no tan jóvenes agachados viendo el piso, no es una moneda extraviada, son las criaturas japonesas que están atrapando los amantes de los videojuegos.

UNA ESTAMPIDA FUERA DE SERIE

• Por si esto fuera poco, mientras el vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, estaba realizando un anuncio oficial sobre las decisiones del gobierno contra la lucha del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), tuvo que interrumpir su discurso por un periodista que jugaba Pokémon Go en plena conferencia de prensa.

• Ante todo esto, es un fenómeno clásico de reposicionamiento de marca.

ATRAPANDO SUS METAS

• ¿Qué podemos aprender de estas decisiones y estrategias de Nintendo?

Que siempre es tiempo de revisar estratégicamente nuestra propuesta de valor e identidad para ayudarnos a redirigir y ajustar nuestra marca a nuevos modelos competitivos.

• Quizá sea el momento de reformular la manera de hacer las cosas, de reposicionar tu empresa y convertirla en una marca que inspire cercanía y crecimiento.

• Muchas compañías caen en la trampa de “tenemos buenas ventas” e ignoran todo proceso de marca, la pregunta es, ¿Si estás muy orientado a las ventas, no te gustaría que crezcan más?, ¿Qué estás haciendo para que tu competencia no te atrape?

• Siempre es buen tiempo de reformular las decisiones que se toman, la movilidad empuja a las empresas a que te “muevas” de tu zona de confort y busques atrapar tus sueños, para esto es imperativo ajustar las percepciones que tienen los clientes sobre tu empresa, esto no es una decisión simple, es importante tener claridad sobre cuándo es el
momento de hacerlo.

TRES DECISIONES DE CUÁNDO HACER ESTE PROCESO DE REPOSICIONAMIENTO:

• Cuando la marca no se adapta a los cambios de comportamiento de los clientes.

• Cuando la empresa se diversifica mucho y pierde la identidad de la marca.

• Cuando la marca crea confusión sobre lo que hace y lo que aporta a su mercado.

• Levanta la mirada y mantén la visión firme sobre lo que tu marca es y en lo que aspira convertirse.