¿Por dónde empezar?


Aprovechando toda la motivación de este nuevo año, me gustaría compartirles algunas recomendaciones para empezar con balance y una excelente alimentación. Son muchísimos los hábitos que te llevan a un estilo de vida saludable, sin embargo las siguientes recomendaciones pudieran facilitar tu camino a esa transición o mejora de estilo de vida. 

1.- Una buena alimentación empieza en el super:

Ve preparado con una lista donde puedas encontrar muchísimas frutas, verduras, proteína de buena calidad, grasas saludables, carbohidratos altos en fibra, etc... También te recomiendo planear de manera general los platillos que piensas preparar en la semana para así evitar comprar en exceso. 

2.- Encuentra tu ejercicio favorito: 

Si te gusta bailar busca un gimnasio que ofrezca clases de baile o una academia donde puedas hacer el tipo de ejercicio que más te gusta. Te aseguro que si eliges una actividad física que realmente disfrutes, va a ser mucho más sencillo lograr activarte y formar un buen hábito de ejercicio. 

3.- Aprende a cocinar rico y saludable:

Es hora de dejar atrás ese mito de que para comer saludable se requiere sacrificar un buen sabor. Es cuestión de usar un poco de creatividad, por ejemplo... Si uno de tus propósitos es bajar de peso, pero tienes mucho antojo de pizza, puedes preparar unas deliciosas pizzetas de calabacita:

Pizzetas de calabacita

· Calabacitas

· Salsa de tomate casera

· Champiñones picados

· Queso panela

· Cortar las calabacitas a la mitad de manera horizontal y quitarle las semillas

· Acomodar las calabacitas en una charola para hornear. Agregar la salsa de tomate casera en cada calabacita, el queso panela y las verduras 

· Hornear de 12 a 18 minutos a 

100 C

4.- Organiza tu día:

La manera más eficiente de lograr una meta es si nos preparamos con lo necesario para cumplir con una alimentación balanceada, ya que, por ejemplo, si nos tomamos el tiempo de tener disponibles opciones de snacks saludables al alcance, las posibilidades de evitar alimentos altos en azúcares o grasas no saludables se triplican. 

5.- Disfruta:

Empezar es sólo parte del proceso, pero hay que recordar que se trata de nuestro cuerpo, nuestra alimentación, nuestro estilo de vida... y sólo tú decides cuál es el mejor camino para llevar una vida saludable. Te reto a disfrutar ese proceso de aprendizaje donde poco a poco vas descubriendo ese balance. 

Be Healthy. Be You.


Volver arriba