¿Por qué acumular oro y plata justo ahora?


El oro es el dinero por excelencia. No importa el momento de la historia o el lugar del planeta de que se trate, esta mercancía es la más valorada de todas. Es el refugio financiero por excelencia y como tal, su función es la de ser una especie de seguro contra desastres económicos, la inflación, la depreciación de la moneda, y como un depósito de valor de largo plazo. 

Cuando se tiene en forma física, resguardado en un lugar seguro, usted no tiene que preocuparse por si se colapsa la bolsa de valores o si su banco quiebra, porque el oro es indestructible y nunca llegará a valer cero, como sí puede ocurrir con otros activos. 

Por eso, es indispensable tener oro, o en su defecto plata –que cumple casi las mismas funciones que el oro pero a un precio muy económico–, en su cartera de ahorro o inversión. 

No importa si usted tiene unos cuantos pesos o grandes capitales, debe tener metales preciosos físicos para su seguridad patrimonial familiar. 

Esto, sin embargo, no sólo es válido personas sino además para todos los países, que también se ven expuestos como nación a riesgos económico-financieros. 

Por cierto, México es por mucho el máximo productor mundial de plata y el octavo productor de oro, algo que deberíamos aprovechar más. Y es que nuestro país está en un lejano lugar 30 de reservas internacionales en este metal, según el Consejo Mundial del Oro. 

Las economías emergentes con mayor número de reservas áureas son China, en quinto lugar mundial con 59.2 millones de onzas troy; y Rusia es sexto con 59.1 millones. 

México tiene sólo 3.86 millones de onzas troy de oro en reservas (poco más de 120 toneladas), casi todo bajo resguardo en el Banco de Inglaterra, en Londres.

Esto significa que menos del 3% de sus activos internacionales está en oro. Sus últimas compras de 100 y 20 toneladas, respectivamente, las realizó en 2011 y 2012. Ya hace mucho. 

Según datos del Gold Yearbook 2018 de la consultoría especializada CPM Group, nuestro país contribuye desde el año pasado con el 4.6% de la capacidad de producción global de oro. 

En cuanto a la plata, en 2017 México produjo 172 millones de onzas troy, y se espera que este año suba a más de 180 millones de onzas. Nadie nos quita el primer puesto mundial. 

De cara al futuro, la demanda de inversión en ambos metales preciosos monetarios será la que determine el movimiento de sus precios, que se espera acelere su tendencia alcista reiniciada en diciembre de 2015. 

Si aún no tiene monedas de oro para invertir, le recomiendo considere acudir a la Casa de Moneda de México, que tiene tiendas en San Luis Potosí y en la capital del país. Ahí puede conseguir una onza de oro puro de la serie Libertad por unos $29,000 pesos a los precios actuales.

Para quien no quiera o no pueda adquirirlas, está la onza de plata pura también de la serie Libertad, donde la mejor opción de compra hasta el momento, por precio, disponibilidad y cobertura nacional, es Banco Azteca. Estas monedas al cierre de esta edición le cuestan alrededor de $420 pesos. Vale la pena, y más, con los tiempos de incertidumbre y posible crisis que se avecinan al país por el tema del TLCAN y la inminente elección presidencial.


Volver arriba