¿Por qué tanta cerrazón?


El pasado lunes por la mañana se llevó a cabo una reunión entre directivos de la ONEFA, encabezados por su titular Radamés Gaxiola con gente de la Conadeip. El objetivo y se puede decir que el único motivo de la misma era ver el posible regreso de los equipos de ésta última a la Liga de las escuelas públicas.

En un principio parecía que todo era ´miel sobre hojuelas´, ambos grupos llegaron a unos acuerdos interesantes como el número máximo de becados, el respeto a los semilleros, la cantidad de extranjeros en cada equipos, el tema de las edades. En fin, todo indicaba que las dos Ligas por fin se unirían, pero oh sorpresa, que al llegar a la junta de la ONEFA, la cual se realiza los lunes por la noche, mediante un consenso, ya que dicen que no fue votación, los coaches y representantes de las instituciones decidieron que NO se aceptaran a las escuadras de la Conadeip bajo dichas condiciones y organización de grupos. 

Para los entrenadores y representantes de la ONEFA –salvo la UANL–, los equipos de la Conadeip deberían contar con un máximo de 40 becados por programa, además de que en el Grupo Blanco les es imposible aceptar a las escuadras de Baja California y Sonora, ya que eso representaría un gasto que no pueden hacer. De tal manera, que esa posible unificación quedó en veremos, dejando a los aficionados y la misma gente del ITESM con un mal sabor de boca ante la nueva posición que tienen estos coaches.  Como dicen, ´del plato a la boca se cae la sopa´.

NO PUEDEN HACER ESA REDUCCIÓN

La gente de la Conadeip acepta que sí les interesa jugar en la ONEFA, pero que reducir en este momento sus becas de 75, que es lo que por lo general ellos otorgan por equipo a 40 es algo fuera de su alcance, ya que las cuotas en dichas instituciones están muy por encima de lo que un jugador normal de sus conjuntos puede pagar, motivo por el cual decidieron junto con su familia aceptar la beca y defender los colores de su escuela.

Quitar de golpe y porrazo 35 becas se nos hace duro, pero irlas reduciendo año por año quizá no; aquí el tema es que mientras que por un lado los coaches de ONEFA piden que sean máximo 40 becados, en la Conadeip intentan que sea algo menos fuerte, incluso hablan de 65 o una cifra similar.

Si en verdad ambas organizaciones deportivas quieren que esto se arregle con la gente que hoy preside las Ligas, pero sobre todo, entre coaches y representantes, los dos lados deben dar más de su parte. 

Sabemos que cada institución defiende sus intereses, pero en esto momento es por el bien del futbol americano y su afición. Necesitan sentarse de nuevo el próximo lunes, creemos que así será y poner todas sus cartas, pero ya bien analizadas sobre la mesa y a partir de ahí dar un poco más. 

Creemos que es gente preparada, que ha vivido de este deporte, que lo jugó en muchos de los casos y le apasiona. Es por ello que no entendemos el por qué algunos de ellos insisten en no jugar unidos, da la impresión de que lo que no quieren es competir y que como producto de ello se vea que nivel trae cada programa deportivo.


Volver arriba