¿Qué es un Ksi-merito?


Como mamá de tres varones, se han de imaginar que los juguetes para niñas no son área de mi conocimiento, a mí, por favor, háblenme de carritos, dinosaurios, robots, superhéroes, etc. El otro día al visitar a una amiga, mamá de niñas noté un muñequito muy diferente.

Para empezar traía una sonda gástrica, estaba en incubadora, además era de color entre morado y azul. ¿Qué es eso?, pregunté, a lo que mi amiga comentó un Ksi-merito, ¿un qué? o ¿qué va a ocurrir? ¡Exacto! es un bebé que casi merito nace.

Quiero creer que no soy la única a la que tal juguete llama la atención, no estoy diciendo que me gustó o disgustó, solo que me sorprendió, por lo cual me di a la tarea de investigar sobre ellos, ¿de dónde provienen? ¿Cuál es su fin? Pero sobre todo el significado de su mensaje.

La compañía que lo fabrica es Distroller, conocida mundialmente por la nueva imagen, colorida e infantil de la Virgen de Guadalupe (Virgencita plis), la cual actualmente vemos en todas partes; investigando sobre esta empresa y sus creadores me encontré con su misión, visión y valores.

Como parte de su estructura, resalta su participación y compromiso social, con los grupos vulnerables en especial niños y mujeres. Dentro de su visión se encuentra el siguiente “En nuestro mundo, la vida es una celebración y cada quien se convierte en el héroe de su propia historia”.

Seguí investigando sobre el tema, dentro de una publicación de Corinna Acosta ella menciona lo siguiente: “Comprender el valor psicológico y social de un juguete es fundamental para poner en manos de las nuevas generaciones materiales lúdicos que puedan ofrecerles una educación sin prejuicios, que les permita deshacerse de los estereotipos y los invite a explorar todas las posibilidades para desarrollar su personalidad libremente”.

Al comparar las dos publicaciones tienen como todo, puntos a favor y puntos en contra, como todos lo que me leen saben, a mí no me gusta resaltar las diferencias yo prefiero sacar a la luz los puntos en común y así partir hacia adelante.

Definitivo el tema de los Ksi-meritos es novedoso y crea gran curiosidad en los niños, por que les permite ver ese misterio que se esconde antes del nacimiento, pero sin ir muy lejos los muñequitos están monos.

La clave como lo menciona Acosta es dirigir a nuestros hijos hacia donde este tipo de juegos funcionen como promotores de valores e inclusión y no caer en los estereotipos. Considero que el valor del juguete reside en permitir valorar a la vida desde todas sus etapas no solamente cuando ya se tiene a término.

Insisto, no me estoy postulando a favor ni en contra, pero me parece una práctica muy similar a la del frijolito donde los niños son testigos del crecimiento de la plantita desde la semilla, resaltando los cuidados que algo tan frágil debe de tener.

Para concluir permanezcamos cerca y alerta de los mensajes de los juguetes, canciones, caricaturas que acompañan la vida de nuestros hijos, enseñándole el ideario de nuestra familia.


Volver arriba