¿Qué opino de los cuatro finalistas?


Ya sé que nadie me preguntó, pero ahí les va lo que creo de ellos.

Vikingos

Ahora ya son llamados el ´equipo milagro´ después de dejar ´tendidos´ (término beisbolero) a los Santos de Nueva Orleans, quienes no olvidarán el error de su novato Marcus Williams, quien quiso ir a golpear en vez de taclear y terminó dejando el camino libre al receptor Stefon Diggs que se vistió de héroe.

¿Pero quiénes eran los Vikingos antes de este demencial final? Yo veía a Minnesota como el equipo que vestía de morado y vivos amarillos –algo que me ha parecido muy peculiar–, que vivía de sus viejas glorias como Fran Tarkenton, Alan Page y más recientemente de un Daunte Culpepper, Randy Moss y el corredor Adrian Peterso. Muchos nombres y talento que no pudo llegar al ´juego grande´.

Ahora, con una nueva generación de jugadores están a un paso de hacer historia: jugar el Super Bowl en su propia casa.

Lo pueden lograr, porque veo un equipo que está pasando por el mejor momento, su espíritu está en el tono más alto. Tiene a un entrenador, Mike Zimmer, que es disciplinado y ha sabido manejar sus piezas clave. En los controles está un joven Case Keenum, desechado por muchos, pero parece ser la fórmula correcta para los Vikingos.

Falta el último estirón, pero hoy pueden hacer gritar a mi amigo Aldo, a Marshall Eriksen (esto es para fans de ´How I Met Your Mother´) y a miles y miles de fanáticos Vikingos.

Águilas

Este equipo por años lo he asociado con Andy Reid y Donovan McNabb, ya sé me he quedado muy atrasada. También lo he visto como el acérrimo rival de los Vaqueros de Dallas en su división, batallas campales que han sacado rabia y dolor. Poco a poco se ha ido transformando.

En esta nueva etapa cuentan con el joven mariscal de campo Carson Wentz, quien estaba destinado a llevar a su equipo al Super Bowl, pero una lesión en la rodilla lo ha dejado marginado.

Aún así, su entrenador Doug Pederson ha sabido fortalecer sus puntos débiles y pedirle a Dios (si es que cree en Él) que Nick Foles, el sustituto de Wentz salga en un buen día.

Hasta el momento le ha salido, pero jugar por suerte no es lo óptimo.

´Philly´ han llegado a dos Super Bowls, pero se han quedado con las ganas de levantar el Vince Lombardi, hoy tiene que enfrentar primero a los Vikingos para saltar al ´juego grande´ y si lo hace, tal vez la tercera sea la vencida.

Patriotas

Bueno... ¿cuál es mi opinión de este equipo? El talento que tienen es innegable, sobre todo el de su mariscal de campo Tom Brady, aunque yo difiero mucho de catalogarlo como el mejor de todos los tiempos (ese es Joe Montana y punto). En todas las áreas han sabido colocar hombres clave para saber ganar partidos y eso es puro cerebro de su coach Bill Belichick; mis respetos por eso.

Algo que también le ha inculcado a este equipo es mantener la calma y no engancharse por la serie de críticas que reciben, en eso Patriotas son los mejores.

Pero tras la larga lista de palmarés, elogios y aplausos, también está un equipo que se ha ´amañado´.

Los ´Pats´ han estado involucrados en controversias que comienzan a manchar su dinastía. Y es que no puedo olvidar los balones desinflados, el espionaje y –en esta campaña– un ´favoritismo´ de los árbitros (ha sido muy marcado).

Los aficionados de Nueva Inglaterra me dirán, ¿y eso qué?, tenemos títulos y marcas. Yo les pregunto, ¿qué han tenido que hacer para lograrlo? Quienes son ganadores innatos no quieren dejar ese rango y no importa que tengan que hacer... Patriotas no necesita –creo yo– de artimañas para ganar, así que hoy lo pueden hacer con el talento en sus filas. Veamos si lo logran

Jaguares

Improvisados no son, han trabajado por años para llegar a estas instancias, con todo y que su propia gente no cree en ellos. Ahora están a punto de llegar al Super Bowl con una defensa de primer nivel que puede ser la clave para vencer a los Patriotas.

Lo malo que han hecho en los días recientes son sus habladurías, ya vieron lo que le pasó a ´Steelers´, que pensó que ya tenía el juego. Si los Jaguares saben plantarse con serenidad y la calidad que tienen, pueden dar la sorpresa.

Su quarterback Blake Bortles, aunque parece que sabe más correr que pasar, tiene con qué sacar un juego de 100. Así que tal vez en la noche de hoy los fuegos artificiales sean en Florida.


Volver arriba