OpiniónMonterrey
Más del autor

El peligro de la artistocracia y la famosocracia

¡Qué nivel de campañas!

Gracias, estimados maestros

Esperanza

Protesta, cordura y una respuesta cristiana

¿Qué hacer para que nos tengan confianza?

Las fake survey

Recomendaciones matrimoniales


"Solo te tengo a ti y todo lo demás son cosas de la vida, no entiendes que tu alma es parte de la mía, y a veces con mis cosas olvido darte un beso y entre ausencia y ausencia se nos escapa el tiempo". Una poesía-canción que cantaba Raphael en sus buenos tiempos.

Me ha tocado asistir a un buen número de ceremonias en las que los novios van muy contentos, un tanto nerviosos, un poco asustados del compromiso que implica el matrimonio e intuyo que con un gran deseo de que su matrimonio perdure. 

Me di cuenta que todos respondieron con un sí a las preguntas que les hicieron durante la ceremonia de su boda: "¿Están dispuestos a amarse y honrarse mutuamente en su matrimonio durante toda su vida?". "¿Han venido aquí a contraer matrimonio por su libre y plena voluntad, sin que nada ni nadie los presione?"; "¿están dispuestos a amarse y honrarse mutuamente en su matrimonio durante toda su vida?"; "¿están dispuestos a recibir con amor los hijos que Dios les dé?". Posteriormente, al contestar afirmativamente a las tres preguntas, se les pide que expresen su consentimiento. En mi boda yo dije: 

"Yo, Ramón, te acepto a ti, Oralia, como mi esposa y prometo serte fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad y amarte y respetarte todos los días de mi vida". 

¿Pero que les recomendarías a los recién casados?, me preguntó mi correctora de estilo: Les diría recuerden ante todo, que el amor no se platica, el amor se practica y que si lo combinan con el dicho: la práctica hace al maestro, esto los llevará por el camino para tener una vida plena.

Pero sobre todo les recomendaría: 1.- Cuando tengan un problema pidan consejo. Nadie nace entrenado, ni sabiendo todo lo que se tiene que hacer en todas las circunstancias de la vida; 2.- los padres exitosos nunca actúan como el papá de la tira cómica: "Educando a papá". Los educadores somos nosotros, el ejemplo para nuestros hijos somos nosotros, el paradigma, el orgullo, el non plus ultra deberíamos ser nosotros. Así que decídanse a ser buenos padres; 3.- recuerden que los buenos y los malos hábitos se crean y fortalecen en la casa. Desde luego, la escuela influye mucho, así como los medios de comunicación, pero una responsabilidad esencial que tenemos los padres es la de crear buenos hábitos en nuestros hijos; 4.- tenemos los padres la obligación de promover en nuestros hijos aquellos hábitos que para nosotros son importantes, y no debemos quitar el dedo del reglón hasta que no se interioricen; 5.- recuerden que toda relación tiene dos vías. Como te veo doy, dice la sabiduría popular. Si yo quiero que mi hijo sea responsable, trabajador, honesto, veraz, respetuoso, así mismo debemos de ser nosotros;  6. Nunca olviden que sólo tenemos una oportunidad de educar y criar bien a nuestros hijos. No dejen para mañana lo que deben hacer hoy, dice la sabiduría popular. Sin duda, nos debemos dar tiempo para aquello que es importante. Dense tiempo para trabajar, pensar, leer, reír, compartir; pero, sobre todo, dense tiempo para amar y ser amado por su pareja, por sus hijos. Hacerlo así, le da un gran sentido a nuestra vida; 7.- pero sobre todo disfruten a su pareja, a sus hijos, la vida es muy breve para no disfrutarla con ellos; el tiempo que estarán con nosotros, también es muy breve para no compartirlo con ellos. 

Para terminar, vino a mi mente un extraordinario mensaje de la Biblia, que se los dejo para meditar pero, sobre todo, para aplicar en su diario quehacer: 

"El amor es paciente, servicial y sin envidia.  No quiere aparentar ni se hace el importante.  No actúa con bajeza en busca de su propio interés.  Él no se deja llevar por la ira, sino que olvida y perdona las ofensas.  Nunca se alegra de algo injusto, siempre le agrada la verdad.  El amor disculpa todo, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  El amor nunca pasará".  Así espero que les pase a todas aquellas personas que deciden compartir su vida con las personas que más quieren y aprecian.


Volver arriba