Monterrey
Manuel Cázares
El Brandólogo

Una cita contigo mismo

Sacude tus temores y levántate


Sentir que la tierra se mueve y todo a tu alrededor empieza a caer ha de ser una de las experiencias más fuertes en la vida de una persona, los acontecimientos que sacudieron varias ciudades de nuestro país en las últimas semanas han marcado un nuevo precedente, donde el sentido de solidaridad, trabajo en equipo y coraje por levantarse de los escombros abrieron un nuevo comienzo para muchas personas.

• Los geofísicos pronostican que seguirán los sismos de mayor magnitud, y cuando se habla de los derrumbes de las construcciones es inevitable la pregunta: ¿por qué algunos edificios se derrumban y otros no? Expertos señalan que uno o de los puntos clave es el tipo de materiales con el que están construidos. Ahora la pregunta es, ¿de qué están construidos tus sueños y metas?

• Detrás de grandes marcas hay grandes personas, líderes visionarios, perseverantes y con mucha disciplina por alcanzar lo que se proponen. En los tiempos vulnerables o de mucho sacudimiento, ya sea en su vida personal o profesional, determinan si seguirán de pie y avanzando o están en riesgo de ser derrumbados. ¿Qué elementos pueden ayudar a construir un crecimiento sostenido?

1. Claridad: tener claridad de cuál es tu propósito será determinante para que te aferres a tus sueños. Necesitas tener claridad sobre quién eres tú, más allá de tus circunstancias. Recuerda que sin visión no hay avance, y será determinante que tengas mucho enfoque en lo que buscas para tu vida personal y profesional.

2. Echar fuera los “hubiera”: voltear hacia atrás lo harás sin inteligencia. No es estratégico estar pensando en “si le hubiera dicho’’. Las oportunidades que vas a dejar atrás serán determinantes. Se cometen gran cantidad de errores y fracasos porque muchas personas quieren tomar todas las oportunidades que se les presentan, lo cual trae como resultado desenfoque, miopía en la estrategia y pobres resultados. Cuando ya sabes lo que quieres te ayuda a tomar las oportunidades de manera proactiva y no dejarte seducir por decisiones pasajeras.

3. Sacude tus temores: ¿eres apasionado por tus sueños o dominado por tus miedos? Ser optimista es bueno, ver el futuro con entusiasmo ayudará a avanzar en tus proyectos, y para no tener consecuencias desagradables, es clave que sea un optimismo estratégico, equilibrado y congruente.

• Vivir con miedos paraliza y no deja avanzar. Un emprendedor maduro entiende que necesita planificar, tener un orden en sus prioridades, construir los posibles escenarios y mantener un carácter firme en sus decisiones.

Ser optimista es más rentable que ser pesimista.

Levántate y avanza. ¡Qué tengas un excelente día!

¡Qué tengas un excelente día!


Sigue leyendo...
Volver arriba