¿SAL-udable?


¿Sal de mesa, sal de mar, sal del Himalaya, sal Kosher, sal baja en sodio, flor de sal...? ¿Qué tipo de sal es la mejor para ti?

Primero, me gustaría explicar qué es la sal de mar, ya que en esencia toda la sal de origina del mar. Sin embargo, no todos los tipos de sal vienen directamente del mar, la sal que no es la sal de mar viene de depósitos de sal que en algún momento se acumularon por agua de mar.

La sal de mar es un tipo de sal que se produce a partir de la evaporación de agua que actualmente es de mar.

A continuación, explicaré las diferencias principales entre las opciones que tenemos de sal, y así ayudarte a elegir la mejor para ti.

Sal de mesa: el tipo de sal más común. Generalmente proviene de depósitos de sal y es altamente refinada para eliminar minerales e impurezas. Puede contener aditivos para evitar grumos, así como yodo (ayuda a evitar la inflamación de la glándula tiroides). Muchas marcas comerciales también blanquean este tipo de sal para hacerla más atractiva para el consumidor.

Sal de mar: sal que proviene de la evaporación de agua de mar. Contiene minerales como zinc, potasio y hierro. Cuando consumimos sal de mar con poco procesamiento obtenemos importantes minerales, a diferencia de la sal de mar refinada, la cual ya no contiene ningún mineral.

Sal del Himalaya: de mis favoritas (y no sólo porque es rosa). Este tipo de sal contiene 84 minerales, incluyendo calció, magnesio, potasio, cobre y hierro; de aquí se deriva su color. Además de ser una de las opciones más puras, es una opción mucho más saludable que la sal de mesa común. Proviene de minas de sal a 5,000 pies debajo de las montañas del Himalaya.

Sal Kosher: es buena opción para cocinar, por su consistencia. Sin embargo, es muy parecida a la sal de mesa sólo que generalmente no contiene yodo ni aditivos para evitar grumos.

Flor de sal: sal de mar cuyos cristales tienen forma de flor. Este tipo de sal proviene de la evaporación del agua de mar.

Sal baja en sodio: sal cuyo ingrediente principal es potasio en lugar de sodio. El potasio ayuda a disminuir la presión sanguínea y el riesgo de cardiopatías. Sin embargo, si ya estás bajo un tratamiento para la presión, consulta a tu médico.

En conclusión, se trata de elegir el tipo de sal que contenga menos aditivos y químicos, y más nutrientes. Sin embargo, la recomendación es la misma, la AHA sugiere no más de 2,300 mg de sodio al día con un ideal de no más de 1,500 mg para adultos. La sal generalmente es alta en sodio y hay que tomar en cuenta que durante el día nos topamos con muchos otros productos que contienen sodio. Modera tu consumo.

Be Healthy. Be You.

Volver arriba