BuhederaMonterrey
Más del autor

Sarcasmos

Sarcasmos

Sarcasmos

Sarcasmos

Sarcasmos

Sarcasmos

Sarcasmos

Sarcasmos


Como el oro es dinero honesto, le disgusta a los hombres deshonestos.

BALLENAS Y CHARALES

Marián y yo fuimos a ver la excelente exposición “Vaticano: de san Pedro a Francisco”. Al comprobar lo lento que se construye un imperio (Constantino

reinó hace 1,700 años, no 2,000), veo que los afanes reformista y/o revolucionarios de AMLO exceden por mucho, para bien o para mal, el plazo que tiene disponible. Un país no es una ágil lanchita; es un pesadísimo portaaviones. Hace falta no un sexenio, sino 6 sexenios seguidos y disciplinados, para empezar a realizar los cambios que ya están anunciados (y no digamos los que tal vez esperan en las sombras). En el decurso de la historia, 6 años y hasta 36 o incluso 60, son un plazo demasiado breve para enderezar o torcer las esencias.

ITALIA

Es una más de las cien naciones hoy quebradas (incluidas casi todas las economías “emergentes”), pero es un caso especial por razones históricas.

Italia fue superpotencia mundial DOS veces en su historia: primero durante la época de los antiguos romanos, y segunda durante el comienzo del

Renacimiento, cuando ciudades-estado, como Venecia y Florencia, se convirtieron en las economías dominantes de Europa. Cada vez lo estropearon. Demasiados gastos innecesarios, demasiadas deudas, demasiadas regulaciones, demasiadas guerras, demasiada degradación de la moneda. No importa cuán fuerte sea tu país o imperio. Si transcurre suficiente tiempo con esas fuerzas destructivas en juego, el país se debilita y pierde su poder. Es inevitable. Ningún país en la historia ha podido endeudarse indefinidamente, gastar en exceso, librar guerras interminables, etc., sin consecuencias. Y sería tonto pensar que esta vez es diferente.

GEOMETRÍA POLÍTICA

Me dice el paisano Manuel: “Ayúdame con la geometría política, ¿Por qué los Nazis eran socialistas (de izquierda) y hoy en día a los los neo-nazis se les considera de ultra derecha?”. Podría aprovechar la pregunta para pitorrearme de esa gomosa vacilada de izquierdas y derechas, pero haré un esfuerzo de seriedad y contestaré con una frase tomada directamente de la más avanzada teoría politológica: eso de las geometrías políticas es un perfecta mamada estirable al gusto de cualquier agitador de banqueta para soliviantar pasiones de las masas y designar enemigos a placer (por ejemplo, los golpeadores fascistas de Antifa se dicen anti-fascistas).

GUERRA FRÍA 2.0

Pocos describen mejor la situación geopolítica de equilibro perfecto, vía el miedo mutuo entre Rusia y EUA, que Graham Alison: “Por muy demoníaca, destructiva, retorcida y merecedora de ser estrangulada que sea la potencia rival, la cruda realidad es que no podemos matar a ese &%$@?= sin suicidarnos a la vez.”

LOS TRES ASES - LA ENRAMADA

https://bit.ly/2O34Om3 

Clásica versión del bolero compuesto por ese legendario personaje que fue Graciela Olmos “La Bandida”(1895-1962, seudónimo; hay mucha polémica sobre su nombre original, que dicen era Marina Ahedo) con los 3 ases, Marco Antonio Muñiz, grabada hacia 1955. Wikipedia: “En los años 50, era un hecho común la presentación de tríos románticos en los cabarets de ciudad de México. Juan Neri, director del Trío Culiacán, fundado en 1947, invitó a Marco Antonio Muñiz a suplir la ausencia de uno de sus integrantes. Al poco tiempo, el trío pasó a llamarse “Los Tres Ases”. En esta primera formación, estuvo compuesto por Juan Neri, primera voz, requinto y director, Héctor González, segunda guitarra y voz y Marco Antonio como maraquero, tercera voz y también como voz solista. Esta formación original dejó como legado 8 LD grabados, incluyendo canciones como “El reloj”, “Tú me acostumbraste”, “Historia de un amor”, “Estoy perdido”, “La enramada” y “Regálame esta noche”, entre otras.

En 1960 Marco Antonio Muñiz dejó el trío y decidió lanzarse como solista.

Aunque la salida de Marco Antonio fue un duro golpe para el grupo, esto no significó su desaparición. En 1964, Neri falleció de manera trágica y Héctor González, con otros nuevos integrantes, continuaron la vida artística del trío, que llegó a completar una carrera de más de 50 años.”


Volver arriba