Serotonina y Pérdida de Peso


Actualmente, cada vez es más claro que para quemar calorías se necesita algo más que reducirlas en nuestro consumo. Un estudio recientemente publicado en Nature Communications ha demostrado cómo el importantísimo neurotransmisor llamado serotonina, es un factor a tomar en cuenta cuando se trata del metabolismo de la grasa.

Sabemos desde hace tiempo que la serotonina, conocida también como el químico de la felicidad, contribuye al comportamiento de la alimentación (cantidad, qué dónde comemos) de los seres humanos por su actividad de respuesta a la apariencia, aroma y sabor de la comida. La investigación en esta área es substancial pero el mecanismo exacto de cómo afecta al metabolismo de la grasa continúa siendo un misterio, hasta hoy.

Según el estudio, cuando la serotonina se activa el cerebro se libera el gen llamado FLP-7 que es  responsable de la quema de calorías; el cual viaja por todo el organismo y actúa sobre la grasa del intestino. Esto hizo que los científicos conectaran una línea directa entre la cantidad de serotonina liberada y la cantidad de grasa convertida en energía. 

Este fenómeno es aparte de la participación de la serotonina en el apetito y el control se los impulsos. El estudio esencialmente muestra que el sistema nervioso central tiene un rol importante en la grasa corporal completamente aparte  de la ingesta de calorías; significa ahora que este neurotransmisor es más relevante en las estrategias de pérdida de peso por su lazo de unión con la quema de grasa intestinal. 

Dos grandes opciones para aumentar la serotonina son el ejercicio y la luz del sol. La terapia de la luz es un tratamiento común para la depresión, e investigaciones apuntan a que la luz brillante y la luz solar tienen la habilidad de aumentarla (NO SE RECOMIENDA tomar vitamina D por mas de tres meses). 

El ejercicio es otra actividad comprobada para mejorar el estado de ánimo y liberar químicos de felicidad en el cerebro. Visita B:27 con Sandra Jimenez. 

¿Deseas una última opción? Piensa en positivo, sobre todo si estás tratando de perder peso. No vas a liberar mucha serotonina si estás forzándote a correr cuando detestas esa actividad o cuando estás constantemente criticándote al verte en el espejo. El estudio demuestra que los pensamientos felices y positivos aumentan la actividad de la serotonina que no solo maneja costumbres saludables en el comer, sino que te lleva directamente a perder peso y sentirte saludable. Síguenos en la app MI NUTRIÓLOGA, sonríe y toma HAPPYTEA.