IrreverenteMonterrey
Más del autor

Las ´razones´ de Miguel Treviño sobre el nuevo plan de seguridad

Huele a cárcel Romero Deschamps

¿Aguantará la economía tanto bloqueo y amenaza de huelga?

La selvática y salvaje opción de las redes en la información

Profundidad, contexto y validación vs. inmediatez de la información

La buena: maestros liberarán vías del tren. La mala: Seguirá paro en 10,000 escuelas

¿Qué pasa en San Pedro?

Si reducen impuestos a Pemex


El esquema es más sencillo de lo que los "tecnócratas" de la "cuarta transformación" están queriendo hacernos creer sobre las medidas extraordinarias que López Obrador anticipó el martes pasado respecto a la carga fiscal de Pemex: si la empresa estatal va a pagar menos impuestos ¿eso significa que el precio de los combustibles bajará?

Les platico: el mero día de la Constitución, el presidente anunció que la próxima semana serán dados a conocer los detalles de una quita fiscal que permitirá a la empresa contar con más recursos, pues pagarán menos impuestos a Hacienda.

Y antes de seguir adelante, cito lo que este periódico, la Revista Expansión, CNN y la agencia Reuters difundieron el 21 de diciembre del año pasado: "El presidente Andrés Manuel López Obrador se ha comprometido a darle nuevos bríos a la endeudada Pemex con un presupuesto más grande. Paradójicamente ha propuesto que la gigante estatal pague 14% más impuestos el próximo año. De aprobarse en el Congreso la propuesta del gobierno, Pemex aportaría más ingresos al gobierno federal que los recursos que los legisladores le asignarían para su gasto".

¿Qué tuvo qué ocurrir en el seno del gobierno republicano para que con sólo 36 días de diferencia haya cambiado tan drásticamente la postura oficial respecto al tratamiento del tema fiscal de Pemex? 

AMLO hablaba el 21 de diciembre de hacer que la petrolera pagara más impuestos y el 5 de febrero anuncia exactamente lo contrario.

¿Por qué nadie de quienes estuvieron en la rueda de prensa mañanera del pasado martes le hizo ver tal incongruencia? Y como ya vamos entendiéndole a su estilo, lo más seguro es que al saber esto vayan a salirnos con que la información que tenían en diciembre no era suficiente, y como ahora sí la tienen están cambiando su discurso.

Quedémonos, pues, con la última versión, la de que van a tumbarle un buen de impuestos a Pemex, y demos por bueno lo que el presidente dijo acerca de que todo lo que ganaban se lo quitaban. "Si obtenía $1 billón de pesos le quitaban $950,000 millones de derechos e impuestos". Le vamos a quitar carga fiscal a Pemex como nunca ha sucedido. Esto va a significar menos recursos para el gobierno, pero estamos seguros que vamos a suplir esa falta de ingresos´´, dijo.

Entonces, suena muy bien que para mejorar los números de Pemex le eliminarán buena parte de su carga fiscal, pero el tema tiene dos vertientes:

1. ¿Cómo compensará el gobierno federal su presupuesto sin los miles de millones de pesos que la petrolera dejará de contribuir en impuestos? Aquí el dilema sería: o quiebra Pemex o quiebra el gobierno, porque por ningún lado nos han explicado cómo piensan hacerle para cubrir el boquete que le abrirá la empresa estatal al erario público al dejar de pagar una parte importante de sus impuestos.

2. Si se crearon impuestos al consumo de la gasolina, al liberar a Pemex de esa carga fiscal ¿desaparecerán los impuestos que los automovilistas pagamos y consecuentemente bajará el precio de la gasolina?

Veamos: promediando los precios de las gasolinas en las diferentes regiones de México, por cada litro de Magna, la de mayor demanda, los consumidores pagamos $2.21 por concepto del IEPS federal (impuesto especial sobre producción y servicios); $0.41 por el IEPS estatal; $2.28 del IVA y $0.12 por el IPES C02, que tiene el propósito de desalentar el uso de combustibles fósiles, aunque este objetivo no se cumple porque la gasolina es un producto inelástico, es decir que se compra aunque su precio aumente. El total de impuestos es de $5.03, para una carga tributaria del 29.52%

Como se puede observar, la tributación al consumo es bastante grande y si los impuestos que Hacienda le carga a Pemex al final de cuentas los pagamos los usuarios, lo justo y lógico sería que si le van a aplicar una quita a la empresa del Estado, ésta se reflejara en beneficio de los consumidores o lo que es lo mismo, si de verdad Hacienda va a aplicar medidas fiscales que permitan a Pemex pagar menos impuestos y contar así con más recursos para su desarrollo, ¿dónde queda el "principio soberano" de la jerga de nuestros gobernantes de que el petróleo es de los mexicanos?

Lo menos que podría esperarse del régimen populista que se carga México, es que así como le quitan impuestos a Pemex, nos los quitaran también a los mexicanos, al disminuir los precios de los combustibles.

CAJÓN DE SASTRE

"Esta sería una magnífica noticia, pero como casi todo lo que caracteriza al nuevo gobierno, es un eufemismo político", opina la perspicaz, irreverente, mordaz e irónica de mi Gaby, citando las palabras de un amigo empresario que está seguro de que ni AMLO ni sus colaboradores le entienden a la complicadísima pecuniaria fiscal y presupuestal.

placido.garza@gmail.com


Volver arriba