The gift you gave is gonna last forever, INXS


Ésta es la última columna antes de Navidad y sólo te quiero dar un consejo: Regala música. No soy un “grinch”, me gusta la Navidad, tengo grandes recuerdos de mi infancia y “afters” brutales en la juventud; me gustan los buenos deseos, el ambiente de familia y hasta los preceptos y tradiciones de las diferentes religiones. 

Pero, y es un gran “pero”, nunca acabaré de entender cómo la celebración del nacimiento del hijo de Dios se tradujo en un fenómeno frenético de consumismo que me recuerda una gran frase de Chuck Palahniuk de su novela Fight Club: Compramos cosas que no necesitamos con dinero que no tenemos para impresionar a personas que no queremos.

Además de tomar y comer como si fuera un deporte olímpico y relajarnos de todo un año de rutina y trabajo vale la pena preguntarnos qué celebramos. Pero en fin, no quiero ser un amargado, si ya estás buscando qué comprar y el mundo se te cierra, deja esos calcetines que traes en la mano o el regalo chusco que amanecerá en la basura el 25.

No trates de quedar bien con el precio de lo que regalas; en el fondo uno de los dos involucrados se sentirá comprometido y hasta incómodo, no compres novedades pasajeras; recuerda que hace unos meses los spinners dominaban el mundo y en bien poco tiempo nadie sabe a dónde se fue esa euforia. No te compliques, ve y compra música.

Sólo ten cuidado con el formato: la mayoría de los millennials no conocen las ventajas del disco físico y simplemente no les interesa, a los que sí cómprales un vinyl. Algunos adultos no logran sacarle provecho a las plataformas de streaming, pero puede ser un buen reto regalarles una tarjeta para que prueben. Pero, si sabes que tienen dónde tocarlo, regala un CD, todavía hay muchos y muy buenos, no es caro y se escucha rebien.

Ve por los clásicos, ésos que siempre estarán en la colección sin importar qué modas vengan y se vayan. Y por último si puedes, regala música local, ya que disfrutando del enorme talento que hay en la ciudad ayudarás a que cada vez sea más y mejor. 


Volver arriba