HueconomíaMonterrey
Más del autor

TLC: RIP

Pensiones

London School of Economics

Keynes

Tu dinero ya no es tuyo

Sólo posible con energía barata

Pensiones saqueadas desde siempre

Todos son culpables


Frases selectas del artículo "Guerra Civil en pleno florecimiento en Estados Unidos", por Chuck Baldwin (America´s Burgeoning Civil War). Podrás estar de acuerdo o no con estas opiniones, pero los mexicanos deberíamos leerlas y sopesarlas muuuuuuy bien. Los coletazos de un dinosaurio pueden desbaratar al mundo entero, comenzando por su vecino contiguo al sur de la frontera.

"No se equivoque: Estados Unidos ya está hundido en su segunda guerra civil.

El paradigma demócrata-republicano de izquierda-derecha, conservador-liberal de hace décadas que (antes de la elección de Donald Trump) casi se había evaporado, está de regreso, reforzado. De hecho, se ha convertido en una guerra en toda regla. Y no importa qué lado gane esta guerra: el gobierno constitucional y los derechos naturales del hombre serán los perdedores.

"Elige tu opción. Maxine Waters o Donald Trump, Sean Hannity o Chris Matthews. Ambas partes están destruyendo los principios del federalismo, el constitucionalismo y la Ley Natural. Para todos los efectos, estos principios ya están muertos. El experimento estadounidense en el republicanismo ha terminado. A partir de ahora es la supervivencia de los más fuertes. Es la ley de la selva. La lógica, la razón y el debate sensato están enterrados en el basurero de la historia. América ha entrado en la próxima Edad Oscura. Y, lamentablemente, casi no quedan promotores de la Reforma en Estados Unidos que conduzcan a la nación a la luz de la libertad.

Se necesitan dos para tanguear "Los Trumpistas son tan dañinos como los Clintonitas. Ninguno de los dos grupos se preocupa por la Constitución, la Carta de Derechos o la Ley Natural.

Todo lo que uno y otro lado quieren es el PODER para que las cosas se hagan a su manera, y que tanto la libertad como la convivencia se vayan al diablo".

Esto es crucial. Ambos bandos están dedicados de tiempo completo a demonizar a los opositores, para que ya no sean simplemente rivales, competidores, adversarios, ni siquiera "sólo" enemigos. No, los opositores son para ellos diablos encarnados a los que es preciso, ya no sólo derrotar, sino de plano exterminar, liquidar, arrasar, borrar de la existencia. Y no se andan por las ramas: cada bando se ostenta como la fuerza del Bien contra la fuerza del Mal.

¡Y lo dicen así, lo sienten así, de veras lo creen! Esto puede acabar en el paredón, en las horcas, en las guillotinas, en las aterradoras galeras de Gitmo (porque enfrentamientos callejeros tipo Portland ya los tenemos, así como linchamientos mediáticos y feroces choques judiciales).

Las sangres se calientan cada día más; y por desgracia los indicios sugieren que pronto pueden empezar a derramarse. Yo tengo amigos en ambos bandos, y se muestran francamente encabronados, intolerantes y tan convencidos de la absoluta santidad de su propia posición, como seguros de la índole satánica de sus anatagonistas. Ambas trincheras bullen de Juanas de Arco respaldadas por Torquemadas. El problema es que ambos ejércitos son muuuuuuy poderosos y parecen dispuestos a incendiarlo todo antes que conceder la victoria del otro.

"Señoras y señores, esto se está poniendo feo RÁPIDO. Y creo que eso es exactamente lo que la élite del poder tenía en mente cuando le dieron la victoria a Donald Trump en 2016. Sabían que Trump incitaría a una guerra civil; de hecho, tenían la intención de que Trump incitara a una guerra civil.

Esto no es para echarle toda la culpa a Trump. De ningún modo. La izquierda es igual de culpable. Ambas partes están jugando el juego, a sabiendas o sin querer, según los guiones de los titiriteros. 

"No importa quién hubiera ganado las elecciones en 2016, el resultado habría sido el mismo. Tanto Hillary Clinton como Donald Trump fueron preparados para llevar a Estados Unidos a una guerra civil. No se equivoquen al respecto: a los creadores de juegos que controlan tanto a Trump como a Clinton no les importa el enfrentamiento de izquierda a derecha que tiene lugar hoy en Main Street. Es la Constitución, la Carta de Derechos y la Ley Natural de Dios, los que están destinados a la destrucción. 

"Este país se está desmoronando. Y ambos bandos (y sus aduladores) son igualmente culpables. La tragedia es que lo único en lo que coinciden tanto liberales como conservadores, republicanos y demócratas, es en la GUERRA." De menos contra otra potencia nuclear (¿Rusia, China o ya de perdida Irán?), pero de preferencia contra los detestados enemigos internos, los contrincantes domésticos.

¡Guerra, guerra!

"La retórica de Donald Trump es tan mordaz como la de Maxine Waters. Y la retórica de Maxine Waters es tan mordaz como la de Donald Trump. Al eliminar de las redes sociales a Alex Jones, al director ejecutivo del Instituto por la Paz y la Prosperidad de Ron Paul, Daniel McAdams, y al director editorial de Antiwar.com Scott Horton en sus puntos de venta, Silicon Valley –completo con sus establecimientos de carteles Facebook, Youtube, Spotify, etc.– han demostrado ser nada más que censores naziscos empeñados en destruir la disidencia pública. Como Ron Paul señaló correctamente: ´En un imperio de mentiras, la verdad es traición´".

Pero del otro bando también disparan: "Una encuesta reciente ha descubierto que casi la mitad de los republicanos quiere darle al presidente Trump el poder de cerrar los medios de comunicación que elija. La libertad de prensa puede estar garantizada en la Constitución. Pero muchos republicanos quiere darle al presidente Trump la autoridad para cerrar ciertos medios de noticias, según una nueva encuesta de opinión pública conducida por Ipsos y proporcionada exclusivamente a The Daily Beast.

"Los resultados presentan una imagen aleccionadora, con los encuestados que muestran una menor confianza en los medios y un mayor apoyo para las medidas punitivas contra sus miembros. También ilustran hasta qué punto el toque de tambor anti-prensa de Trump ha dado forma a la opinión pública sobre el papel que juegan los medios en la cobertura de su administración. El 43% de los republicanos dijeron que creían que ´el presidente debería tener la autoridad para cerrar los medios de comunicación que tienen conductas reprobables´.

Sólo el 36% no estuvo de acuerdo con esa afirmación.

"Ninguno de los lados sabe cómo razonar. Ninguno de los dos sabe siquiera una pizca sobre la Constitución o la Ley Natural, mucho menos la decencia y el decoro. El problema es que ambos grupos de perros están masticando en el proceso los huesos de la libertad y el gobierno constitucional. Déjenme decirles directamente: Donald Trump es tan usurpador del gobierno constitucional como Maxine Waters. La única diferencia es la marca de tiranía que prefieras".

"Tanto Trump como Waters actúan como si este argumento tuviera sólo dos lados. Actúan como si todo el país estuviera dividido entre los fascistas de derecha y los socialistas de izquierda. ¡No es verdad! Hay millones de estadounidenses de una variedad de antecedentes, teologías y filosofías que están hartos de AMBOS LADOS. Cuéntame como uno de ellos. Cualquier guerra civil que tome forma en este país hoy es una pérdida neta de libertad, no importa qué bando eventualmente prevalezca. No quiero formar parte de ninguno de los lados. En mi opinión, estas dos facciones son igualmente malvadas".


Volver arriba