Monterrey
Ana Cristina de la Garza Montoya
Healty Cristy

¿Belleza vs Salud?

¿Tomas refrescos light?


Si crees que es mejor opción tomar refresco light que refresco “normal”, te diría que ni una ni otra. ¿Por qué? Porque el problema no se trata de si tiene o no azúcar, sino de qué es lo que sí contiene y el efecto que provoca en tu cuerpo. 

Todos sabemos que tomar refrescos es malo, pero muchas veces nos escondemos detrás de lo que creemos es “mejor opción” para no dejar un mal hábito. Ya sea elegir pizza con pan delgadito, tacos de chicharrón en maíz, refresco light en lugar de normal… son cambios que efectivamente, tienen quizá menos calorías, pero te invito a ir más allá del número y pensar un poco más en los nutrientes y lo que le das a tu cuerpo.

Algunas razones por las cuales es mejor evitar tomar refresco light:

Tus dientes. ¿Sabías que tomar refresco light aumenta el riesgo de desgaste dental?, esto pasa porque dicha bebida es sumamente ácida.

Depresión. Tomar cuatro o más latas de refresco light diariamente aumenta un 30% la probabilidad de desarrollar depresión.

Diabetes. Tomar una lata diaria de refresco light aumenta un 67% tu riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. 

Obesidad. Cada porción de refresco light al día aumenta tu riesgo de obesidad un 41 por ciento.

Síndrome Metabólico. El consumo diario de refresco light provoca un aumento del 36% del riesgo a desarrollar un síndrome metabólico.

Problemas Renales. Tomar dos o más latas de refresco light duplica el riesgo de problemas renales. 

Químicos. Cuando tomas refresco light, no le das calorías al cuerpo pero, ¿qué beneficio le das?

Ninguno. ¿Quieres una bebida sin calorías, buena? ¡Toma agua!, además la necesitas. 

Confusión. Los endulzantes artificiales tienen un sabor mucho más intenso que el azúcar y algunos estudios hechos en ratas señalan que tienen un efecto parecido al azúcar, ya que hay cierta estimulación y producción de insulina, lo que manda señales al cuerpo de almacenar grasa y, por consiguiente, provoca una subida de peso. 

Circunferencia de cintura. De acuerdo a algunos estudios, al hacer una comparación con personas que no toman refresco light, los que si la consumían tenían un 70% de aumento en la circunferencia de cintura. Sin embargo, las personas que consumían dos o más latas al día tenían una circunferencia de cintura un 500% mayor a los que no tomaban refresco light.

En conclusión, evita todas estas complicaciones y mejor toma agua. No tiene caso seguir dándole a tu cuerpo más químicos, recuerda… entre más natural mejor. 

¿Eres adicto a tomar refresco light? 

Entonces imagínate una balanza, por un lado tienes un delicioso refresco light con hielos, pero por el otro lado tienes aquel estado natural del cuerpo llamado “salud”, sin el cual no quieres vivir. 

Be Healthy. Be You.

Healthy Cristy

Sigue leyendo...
Volver arriba