Desde La Tribuna Monterrey
Más del autor

Trascender o no, ésa es la cuestión


En los últimos años, cuando la mercadotecnia llegó al futbol para quedarse, muchos han sido los esfuerzos de los diferentes equipos mexicanos por trascender más allá de su territorio natural, han querido traspasar fronteras de sus estados para convertirse en una institución que tenga seguidores a nivel nacional.

Los esfuerzos han sido muchos, pero pocos han logrado su cometido, los llamados cuatro ‘grandes’ se siguen imponiendo en la preferencia a nivel nacional y, curiosamente, sólo tres de ellos no llevan ninguna referencia a la ciudad de origen (América, Cruz Azul y Pumas), y sólo las Chivas han logrado consolidarse pese a tener en su nombre a la ciudad de Guadalajara.

En estudios recientes que hicieron los equipos y la misma Federación Mexicana de Futbol, los mercadólogos les informaron que si querían ganar afición a nivel nacional debían hacer tres cosas: ganar títulos constantemente o pelear Finales, contar con jugadores que fueran referente en la Liga por su talento y nombre y, por último, que convirtieran su nombre en una marca alejándolo lo más posible de su ciudad de origen.

Rayados cambió su nombre de Club de Futbol Monterrey por el de Rayados de Monterrey, como ya se le conoce en este país y fuera de él, pensando en quitarle la localía a su institución y dándole oportunidad de trascender más allá de Nuevo León, aunque parece que algunos aficionados no están preparados para compartir a su equipo con el resto del país.

Pachuca es otro de los conjuntos que ha hecho el intento por trascender más allá del estado de Hidalgo, pero ha sido con nulo éxito; dejaron del lado su ciudad en el nombre y trataron de popularizar el mote de Tuzos, acompañado de la frase “El equipo de México”, cosa que por ser una imposición no funcionó, pese a contar con los blasones necesarios y jugadores con nivel.

León y Toluca, a pesar de ser dos de los equipos más ganadores en nuestro futbol, no han podido alcanzar trascendencia nacional, porque se les sigue identificando solamente como representativos de sus ciudades; incluso, ellos no han hecho una labor de comunión e identidad con el aficionado en general.

Un caso que poco a poco va ganando adeptos es el de Tigres, en la presente década han peleado y ganado muchos títulos, han contratado a un francés como André-Pierre Gignac, que es referencia en todo México y fuera del mismo, se han hecho campañas de marketing a nivel nacional, y se han sumado personajes internacionales con renombre.

Hoy en día su popularidad en todo el país ha crecido, de acuerdo con Consulta Mitofsky, los felinos ocupan la quinta plaza en popularidad a nivel nacional, sólo por debajo de los cuatro ‘grandes’, y a punto de alcanzar a Pumas y Cruz Azul.

En fin, el tema de la popularidad en los equipos es ya un factor de peso, en el que las redes sociales están jugando un papel importante de amor y odio hacia la marca, ahí es donde se verá la diferencia en unos años.

Sigue leyendo...
Volver arriba