Trucos para que todos coman verduras


¿Quieres cambiar tus hábitos alimenticios y los de tu familia a unos más saludables?, ¿A tus hijos no les gustan las verduras?, ¿La hora de la comida se ha convertido en un campo de batalla? 

La guerra entre los niños y el brócoli (verduras en general) es común, sin embargo, es de suma importancia que desde temprana edad acostumbren a incluir este tipo de alimentos ricos en nutrientes. ¿Cómo? Te comparto cinco estrategias para lograr que tus niños coman su porción de verduras sin que pierdas la cabeza:

1.- Empieza por las verduras: Cuando los niños llegan a casa de la escuela, con muchísima hambre, es el momento ideal para agregar las verduras en su plato. El hambre hace que todo sea mucho más apetecible, te recomiendo primero servir únicamente verduras, de esta manera sus opciones de alimento disminuyen y ya que terminan su porción de verduras servir todo lo demás.  

2.- Agrega más sabores: Está científicamente comprobado que los sabores amargos son difícilmente aceptados por los niños, ya que por instinto este tipo de sabores son considerados como tóxicos por las papilas gustativas, todo se remonta a nuestros antepasados cazadores en donde la amargura de algunos vegetales indicaba que podían contener veneno. Sin embargo, todo sabe mejor con mantequilla por ejemplo, agrega una cucharada de mantequilla a la hora de guisar las verduras y la amargura va a disminuir muchísimo. También puedes cocinar las verduras y mezclarlas con legumbres para así combinar distintos sabores. 

3.-Inclúyelos: Si tus niños te acompañan y te ayudan en la selección de verduras, incluso en el lavado, desinfectado y preparación de estos nutritivos alimentos, es mucho más sencillo que acepten las verduras en su alimentación. Investigaciones demuestran que cuando los niños se involucran en la preparación de las verduras, se desarrolla una actitud positiva hacia dichos alimentos. Hazlos parte del cambio a mejorar los hábitos de la familia.

4.- Dip, dip, dip: Es muy diferente servir un plato con zanahoria en tiritas, sin nada más, a servir la zanahoria acompañada de otro sabor, como dip. Te comparto dos recetas para hacer un dip saludable y convencer fácilmente a tus niños de comerse un plato lleno de verduras.

Hummus

1 taza de garbanzos

1 cucharada de tahini

1 limón 

Licuar todos los ingredientes y acompañar con zanahoria, apio, brócoli, etc. 

Dip de yogurt griego

Ajo picado

Pimienta 

Sal de mar

1 taza de yogurt griego

Mezcla todos los ingredientes, los condimentos son al gusto y puedes agregar más sabores  (cebollín,  eneldo, cilantro, etc.). 

5.- Se el ejemplo: Los niños van a seguir el ejemplo que les des. Cada vez que me traen un niño a consulta que no come verduras, mi primera pregunta va dirigida hacia los papás, cuestionando si 

ellos acostumbran a comer verduras. Por lo que es importante que todos, todos, se coman su porción de verduras. 

Be Healthy. Be You.


Volver arriba