Un equipo menos por falta de dinero


Mediante un breve comunicado de prensa, la directiva del Monterrey Steel anunció que el próximo año no tomará parte en la liga de futbol arena, pero buscará retornar con más fuerza en el 2019.

La realidad es que un equipo profesional, sea del deporte que sea, requiere de un apoyo fuerte de patrocinadores, empresarios y el público, porque de otra manera es imposible que se pueda sacar adelante a un conjunto donde se tienen que pagar, no sólo sueldos, sino también gastos de viajes, hoteles, comidas, utilería, permisos y más.

Hoy Monterrey no está preparado como debe ser para recibir un proyecto deportivo tan interesante como el del Steel, la muestra aquí la tenemos: tuvieron que decir vamos despacio y lo primero es parar un año.

Ojalá y sí regresen a la Sultana del Norte para el 2019, porque -sin duda- es una opción atractiva para los amantes del deporte de las tacleadas, pero también debemos entender como afición que todo este espectáculo tiene un costo que hay que pagar, y no andar pidiendo que los boletos siempre sean gratis.

Así no vamos a llegar a ningún lado, nos guste o no, tenemos que pagar nuestras entradas.

En otro tema, por ahí la Monterrey Football League (MFL), o parte de su directiva, intenta hacer creer que algunos padres de familia, empresarios deportivos y un servidor de paso estamos en contra de que se viaje a competir en torneos realizados en otras partes del país o EUA.

Nada más alejado de la verdad que esa idea, por el contrario, felicitamos a quienes lo hacen e invierten tiempo, dinero y mucho esfuerzo para lograr un objetivo, tal y como sucedió con la competencia que tuvieron en Canton, Ohio.

Lo que no aceptamos es que la MFL prohíba e incluso amenace con castigar y hasta expulsar de la misma a los padres de familia y sus hijos si deciden ir a un torneo que ellos como liga no organizan.

Eso es violatorio a cualquier derecho del padre y del mismo niño para competir y decidir jugar donde quiera.

La realidad es que detestan la competencia... y tal parece que el negocio lo quieren sólo para ello, sin aceptar que lo mejor es tener otras opciones, y que sea el padre de familia quien decida a dónde ir: si a Dallas, Oklahoma, Canton, y muchas más que existen cada año.

Por otro lado, la Liga de Futbol Americano Profesional (LFA) jugará en el Estadio Nuevo León Unido a partir de mediados de febrero próximo, abriendo nada menos que ante los Dinos de Saltillo, y será ese mismo día cuando veamos un alumbrado totalmente renovado. 

Esta es sin duda una buena noticia, no sólo porque el futbol americano de la LFA regresa y con el Clásico del Norte, sino también porque ya podremos contar con un estadio ´ad hoc´ para la realización de juegos nocturnos, ya que de todos es sabido que en Nuevo León Unido se caracterizaba por tener un pésimo alumbrado.

Si en mi estuviera tomar una decisión, yo a partir de este año cobraría una cuota como INDE para que otras ligas usaran el campo, sé que con ciertos torneos así le hacen, pero debe ser a todos, porque pues el gasto sólo lo aportará la LFA y los demás gozarán del mismo.


Volver arriba