Una año perfecto para Auténticos


En cualquier profesión o actividad siempre será importante hacer una comparación y medir resultados. Es por ello que si nos enfocamos en los logros deportivos y académicos que se dieron en el programa de los Auténticos Tigres se puede decir que fue una mejora muy considerable con respecto al 2018.

Para comenzar, durante 2017, Tigres sólo pudo sumar uno de los tres títulos en disputa; el de Intermedia, ya que en Juvenil, donde se quedaron fuera de la Final por primera vez en muchos años, mientras en Mayor cayeron en la Final ante Pumas CU, de tal manera que fue un ciclo complicado y el reto para el coach Juan Antonio Zamora y su gente era regresar esos trofeos a las vitrinas de la UANL... y se logró.

El 2018 era un año importante por varios aspectos; el primero de ellos al conmemorar la UANL su 85 aniversario, por lo que en el corazón de su Rector y los mismos seguidores de los Auténticos sólo existía el título. 

Además, de no darse los campeonatos en cada categoría, las críticas sin duda se dejarían caer sobre el entrenador y las mismas autoridades, de tal manera que el único camino de acallarlas era ganando, y así fue.

Hoy al cerrar este 2018 se puede decir que fue un año PERFECTO para el programa de Tigres, tanto en lo deportivo como en lo académico, pues algunos jugadores conociendo las reglas regularizaron su situación y otros más continuaron con sus estudios de licenciatura e incluso de maestría o doctorado como sucede con los coaches. 

Felicidades a la UANL y su Rector por darle la comunidad universitaria y sus seguidores un motivo más para estar orgullosos de su Alma Mater.

SE QUEDARON UN POCO CORTOS

Del otro lado de la ciudad, en el campamento de los Borregos Salvajes se pudiera decir que a nivel Juvenil los resultados se dieron con el título logrado en el primer semestre del año, ahora de la mano del coach Rubén Borbolla Jr. En esa categoría, la Prepa Tec manda en la Conadeip, por lo que cumplieron al 100% con el cometido.

Pero se venía la ´prueba de fuego´ para el coach Carlos Altamirano, quien tuvo todo el apoyo necesario para hacer los cambios el staff de entrenadores y lo hizo. 

Prácticamente, el cuerpo de coaches se renovó con gente de diversos programas del país, además de los jugadores que pudo traer a su equipo, muchos de ellos incluso seleccionados nacionales, así que el plantel se puede decir estaba más que completo.

Durante la temporada regular, pese a las derrotas que se tuvieron, sobre todo ante la Ciudad de México, el conjunto se mostró muy sólido, en especial jugando en casa, donde durante el torneo regular no recibieron puntos. 

Sin embargo, venía el momento clave, los Playoffs y ahí fue donde se podría decir que se quedaron un poco cortos; primero batallaron ante Ciudad de México en la Semifinal, para después caer en el duelo por el título ante Tec Toluca y eso trajo consigo la molestia de su afición.

Si se compara con los resultados de 2017 podríamos decir que Borregos Monterrey mejoró, ya que ahora sí alcanzaron la Final, pero sus autoridades y la filosofía de la institución es ganar siempre, por lo que dar un subcampeonato y no conseguir el cetro en los últimos tres años se puede decir que no es normal, por lo que quedaron a deber a su gente para 2019.

Volver arriba