Ya son 33 inviernos


Como dijo Sanz: “Te lo agradezco, pero no”... se agradece mi querido Matías, pero no... lo que dijo Matías Almeyda acerca de que: “México tiene equipo para ganar un Mundial”, más bien parece un cumplido “queda-bien”, más que una realidad.

¿Tiene posibilidades? Sí, pero, pero, pero... ¿reales?

¡Ah, no!, ya tanto así como reales...

Tooooodas las selecciones tienen posibilidades de ser Campeones mundiales. Partiendo del hecho de que están dentro, pero ya ganar, lo que se dice ganar... ¡pos no!

“El Mundial es como la rifa del Tec, todos pueden participar, pero posibilidades reales de ganar, nomás uno”, dicta una frase célebre.

“Respeto mucho al profesor Almeyda, yo tengo mi propia opinión, y es que México tiene 15 jugadores de muy buen nivel, que estamos muy cerca de los 15 mejores de otros países con mejor nivel. y nos hemos ido acercando”, dijo el profe Osorio, pero añadió que es difícil lograr lo que predice Almeyda, debido a la cantidad de extranjeros que juegan en el futbol mexicano.

Lo que hemos dicho tantas veces, y que a los federativos les vale un cacahuate y a la afición un comino... hasta que ven que uno de los centro-delanteros de la Selección Mexicana, se llama Eduardo Herrera, y el otro cumplió hace dos semanas 33 años. Claro que a Oribe le debemos uno de los más grandes logros de México, cuando hablemos de competencias de futbol de alto nivel. El oro olímpico en Londres no hubiese sido posible sin sus goles ante Brasil, al igual que aquella Confederaciones en el Azteca -ante el mismo Brasil-, no pudo ser posible sin Cuauhtémoc en la cancha.

Y para quienes piensen que Oribe vive sus últimos años como ariete, veamos ese gol que le hace a Tigres el fin de semana pasado. ¡Golazo de crack!

Pero ya son 33 inviernos los que acumula en sus rodillas, y no se ve por dónde venga el relevo, no veo a nadie apretando el calentamiento en la banda... gracias a que todos los equipos (excepto Chivas) tienen atacantes extranjeros que los aficionados aplauden cada semana... y lamentan cuando ven al Tri.

**********

De entrada, parece bueno y acertado el intento de quienes hayan hecho posible revivir una liga femenil de futbol profesional. Lo de profesional, debe ser “entre comillas”, digo... porque no creo que les vayan a pagar bien. Y cuando digo bien me refiero a unos $150,000 a $200,000 pesos mensuales, mínimo. Traerán la representación de un equipo profesional detrás de ellas, pero más bien parece de mentiritas.

Porque no se van a dedicar al 100% a jugar futbol. Se los firmo.

Algunas seguirán en la prepa o la facultad, otras trabajando en alguna maquiladora o de “le cobro en la otra caja” en una tienda de conveniencia, pero no profesionales del futbol al 100%.

Quién sabe con qué intención lo hagan, pero de entrada, es bueno que la oferta del futbol espectáculo se diversifique con las chicas.

El equipo femenil de Tigres lo debe dirigir Antonio Piña Bustos, quien ha trabajado los últimos años con muy buenos éxitos con el repre de mujeres femeninas de la UANL.

Por cierto, Roberto Medina acaba de ser investido con un cargo importante como director técnico del seleccionado mayor de mujeres femeninas de México, un cargo que por casi cuatro décadas (meses más, meses menos) ocupó Leonardo Cuéllar y su rizada cabellera, con exiguos resultados.

Cuando se fue Leo -digo, lo fueron-, se quedó a cargo su hijo Cristopher.

Luego sonaron los nombres de Andrea Rodebaugh, Mónica Vergara y Fátima Leyva como aspirantes a ese cargo.

Mónica ya dirigió a la chiquitas del Sub-15 a una medalla de bronce en los juegos olímpicos de la Juventud en Nanjing, pero no ha recibido la oportunidad de dirigir al Tri mayor femenil.

Medina es un entrenador que ya estaba ahí en el Tri con las juveniles, la Sub-20, creo, y ahora se hace cargo de la absoluta.

Vamos a ver... ojalá les vaya muy bien.