Deja de fumar y mejora tu apariencia

Más allá de las graves complicaciones que trae consigo el consumo del tabaco, también existen otros signos físicos que pueden ser una llamada de alerta para abandonar el cigarro
Deja de fumar y mejora tu apariencia

El consumo del cigarro representa un grave riesgo de salud para los fumadores, los cuales persisten, a pesar de las campañas que se han hecho para crear conciencia en torno al tabaco y a sus efectos. Padecimientos cardiacos, pulmonares y cerebrovasculares, que en ocasiones terminan en infartos o en sus casos más graves un diagnóstico de cáncer, forman parte de los daños colaterales que se derivan de esta práctica.


Sin embargo, el daño al organismo no sólo sucede por fuera, ya que también hay algunos indicios físicos que funcionan como una alerta temprana para abandonar el cigarro. Además del aspecto exterior, el contar con una mejor respiración y presión arterial, son algunos de los beneficios que el cuerpo agradecerá al respirar aire limpio. Antes de que la situación empeore, éstos son algunos de los signos para atender, a fin de dejar el tabaco.

ENVEJECIMIENTO PREMATURO

Fumar acelera el estrechamiento de los vasos sanguíneos, y en especial los de las capas externas de la piel, por lo que el flujo sanguíneo se ve más perjudicado de lo que debería. Cuando esto ocurre, se recibe poca o nula oxigenación, así como nutrientes importantes, por lo que se acelera la aparición de las arrugas, ya que el tejido pierde colágeno y, por consiguiente, la elasticidad de la piel

SALUD Y ESTÉTICA DENTAL

La sonrisa forma parte de la interacción diaria y es uno de los factores determinantes en la apariencia física y la salud. Sin embargo, el alquitrán y la nicotina presentes en el tabaco pueden generar manchas profundas y amarillas en las piezas dentales, lo que provoca mal aspecto. De igual forma, también se pueden agravar algunos padecimientos bucales, tales como caries o gingivitis. 

CABELLO DELGADO Y QUEBRADIZO

Con el paso del tiempo la gran variedad de productos tóxicos y químicos del cigarro generan daños a los folículos pilosos, responsables del crecimiento del cabello. Esto se refleja en una mayor delgadez del mismo, además de acelerar la aparición de las canas en hombres y mujeres, lo que contribuye al punto del envejecimiento prematuro, más allá de la piel y el rostro. 

MALA CICATRIZACIÓN DE HERIDAS 

Los glóbulos rojos también resultan afectados por fumar, ya que no reciben todo el oxígeno que deberían. Por ello, se dificulta el traslado de este elemento al resto del cuerpo. La afectación abarca a todo el cuerpo, por lo que se dificulta el proceso de oxigenación en el resto de los tejidos. Esto se refleja en una muy lenta capacidad para la auto-reparación de la piel en caso de heridas. 

No es fácil

Abandonar este hábito no es una tarea sencilla. Sin embargo, los avances tecnológicos existentes son una gran ayuda para iniciar este complicado proceso y dejar el vicio. Con la ayuda y consejos del médico, así como los parches de nicotina y cigarros electrónicos, entre otros elementos, pueden ser un apoyo importante para dar un paso a favor no sólo de la apariencia, sino de la salud.

COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad