Lograr competividad forestal es un reto para México

Impulsar la competitividad forestal constituye un importante reto para México, materia en la que está reprobado, pues sólo tres entidades federativas alcanzan una calificación de 5.7 sobre 10 y el resto promedia hasta tres

En conferencia de prensa, el director de Cambio Climático y Tecnología del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Rodrigo Gallegos Toussaint, dio a conocer esos resultados basados en el Índice de Competitividad Forestal Estatal (ICoFE).

De acuerdo con ese medidor, sólo Coahuila, Chihuahua y Nuevo León alcanzan apenas dicho promedio, en tanto que Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Yucatán promedian por debajo de los tres puntos.

El resto de las entidades se encuentra en un promedio entre esas dos calificaciones, lo que revela el importante reto que implica para el país impulsar su competitividad forestal.

Subrayó que poner en la mesa de discusión la competitividad forestal e influir en las decisiones de política pública para convertir a los bosques del país en zonas económica y ambientalmente productivas representa precisamente el objetivo del ICoFE.

Gallegos Toussaint expuso que el estudio revela que en términos económicos actualmente el sector forestal representa cerca de 0.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

"Obviamente queremos que participe más el sector forestal y tomando en cuenta las cifras dadas a conocer por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, cerca de 8 por ciento del PIB lo estamos perdiendo por los diferentes impactos ambientales", dijo.

De ahí que el reto es definir qué tanto de ese ocho por ciento es de tipo forestal o sea que tanto estamos perdiendo por no invertir. Lo ideal es alcanzar hasta tres por ciento del PIB, como en el caso de Chile.

Agregó que los resultados del ICoFE muestran que cerca de 36 por ciento de la superficie forestal nacional se encuentra en estados con una competitividad baja o media-baja.

Mientras tanto otro 28.5 por ciento se encuentra con una competitividad media y sólo 35 por ciento de la superficie forestal tiene una competitividad alta o media-alta.

En tanto el director de Incidencia Reforestamos México, Eduardo Jr. Arenas Hernández, llamó a dejar de pensar solo en capacidades técnicas de las empresas forestales comunitarias o ejidales.

Por ello uno de los objetivos de ese análisis es impulsar la capacitación tanto en contabilidad, como técnica que se necesite para hacer negocios y con ello la incubación de una visión empresarial.

En ese sentido advirtió que si no hay una visión empresarial en los ejidos y comunidades de esos bosques "y si ellos mismos no se están entendiendo como una empresa que produce, comercializa, vende marquetéa, conoce a su cliente y se compara con los demás desde ahí estamos teniendo un problema".

Para nosotros, dijo, ese sería el programa principal: como hacemos para promover una mentalidad empresarial en los dueños de los bosques de México, externó.

Por su parte el director General de Reforestamos México, Ernesto Herrera, mencionó que "el ICoFE es el primer ejercicio de esa naturaleza, por lo cual servirá como línea base para comparar y analizar las distintas variables en el tiempo".

También ayudará a evaluar los avances y retrocesos que ocasionan las políticas públicas (tanto federales como estatales) en los bosques y selvas de México.

Ernesto Herrera planteó que además la publicación periódica del ICoFE permitirá mantener vigente la discusión alrededor de un sector que difícilmente acapara el interés de la sociedad.

COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad