OpenA
Coahuila

Juana tiene esperanza de recuperar a su hermano minero

Video: Irene Zapata

Mientras las labores de rescate de los mineros continúan, los familiares no pierden la esperanza de poder reencontrarse con ellos.

Desde el primer momento que se anunció el derrumbe de la mina de carbón "Las Conchas" en Sabinas, Coahuila, Juana Tijerina, hermana de uno de los 10 mineros afectados, se presentó en el lugar.

Después de 24 horas del desplome minero, Tijerina permanece en el lugar pendiente de la situación, esperando cualquier tipo de noticia por parte de los rescatistas.

Las horas que han pasado, pero todavía tenemos fe, ojalá y Dios quiera estén vivos, por eso mientras más rápido saquen el agua más la esperanza que nosotros tenemos de verdad de que salgan vivos... mucha gente dice que hay que hacernos fuertes y asimilar que ya pasó algo, pero obvio que nosotros como familia esperamos el milagro...", dice luego de abandonar momentáneamente el sitio acondicionado para los familiares más cercanos de los 10 mineros atrapados en la mina.

Aunque los trabajos no han cesado, las maniobras de rescate se ven obstaculizadas por la infraestructura, pues, las autoridades no cuentan con bombas de agua suficientemente potentes para extraer miles de metros cúbicos de agua de la mina.

La realidad de las cosas es que en este momento los niveles de agua no han bajado lo suficiente para que puedan entrar los rescatistas", reconoce el Gobernador Miguel Riquelme.

El edil expresa que en las labores cuentan con varias bombas de 50 caballos de fuerza, pero no son suficientes para realizar el vaciado acuífero de la mina pues para esa tarea necesitarían bombas de al menos 150 hp, con esto, entienden que la extracción de los trabajadores es una misión contrarreloj.

"Nosotros tenemos fe en que puedan salir con vida, que puedan haber tenido espacios donde se pudieran refugiar, y que de alguna forma podamos encontrarlos con vida". Añadió Riquelme.

Se estima que el nivel del agua al interior de la mina alcanzó los 26 metros, y que con las bombas trabajando sin descanso, hasta la tarde del jueves se logró reducir el volumen a 14 metros.

Hermanos Tijerina

José Luis Tijerina decidió, por cosas del destino, no ir a trabajar el miércoles, cuando una endeble pared que separaba varias recámaras de la mina se venció con el peso del agua e inundó el área donde estaban trabajando sus compañeros y sus hermanos.

Raymundo, otro de los hermanos Tijerina, vio cuando el agua entró a la mina, y aunque trató de escapar, fue arrastrado por la corriente cerca de 100 metros. Con la suerte de su lado, el agua lo expulsó por uno de los accesos, a donde llegó exhausto y golpeado. Esperó ahí hasta que minutos después llegaron los cuerpos de rescate y lo trasladaron al Hospital General de Zona del IMSS en Nueva Rosita, municipio de San Juan de Sabinas.

El único de los hermanos cuya suerte se desconoce es Hugo, cuyo nombre aparece en la lista de desaparecidos dada a conocer por las autoridades junto con otros nueve mineros.

Con información de info7.mx

X
×