Deportes

'El Juli' estará el viernes en Monterrey

Foto: Especial
Foto: Especial

Actuará a partir de las 20:30 horas en la Monumental ‘Lorenzo Garza’ junto a Octavio García ‘El Payo’ y Diego Silveti.

Un cierre de temporada monumental será el que se vivirá el viernes a partir de las 20:30 horas en el histórico templo del toreo que significa la plaza de toros “Lorenzo Garza”, que dirá adiós al ciclo taurino 2022 con un cartelazo de primer mundo, al reaparecer en esta plaza la primera figura mundial del toreo, el madrileño Julián López “El Juli”, quien hará el paseíllo al lado del fino diestro queretano Octavio García “El Payo” y el valiente artista guanajuatense Diego Silveti, quienes lidiarán un fino y bien presentado encierro de ganadería hidalguense de Don Fernando de la Mora.

Julián López “El Juli”, viejo conocido de la afición mexicana, forjó su carrera novilleril en México con casi 300 festejos entre becerradas y novilladas, tomando la alternativa a los 15 años y once meses, lo que le convirtió en el torero más joven de toda la historia. Antes de tomar la alternativa, en 1998 ‘El Juli’ intervino en 82 novilladas, cortando 199 orejas y saliendo a hombros en 65 ocasiones. El 18 de septiembre de 1998, José Mari Manzanares le concede la alternativa y José Ortega Cano fue testigo. El Juli salió a hombros tras cortar dos orejas. Durante sus primeros años rondó el centenar de festejos lidiados, lo que le llevó a encabezar el escalafón de matadores de toros en 1999, 2000 y 2002. Con 24 años de carrera artística, el diestro ha sumado más de 1,800 festejos en su haber.

Por su parte, el fino diestro queretano Octavio García “El Payo”, desde la corta edad de 12 años, ya tenía en claro cuál era su sueño: ser torero y se inscribe en las pruebas de selección convocadas por la escuela taurina ‘Tauromagia Mexicana’, donde es elegido para formarse bajo la tutela del maestro Carlos Neila. Se presentó en la Monumental plaza de toros México el 3 de septiembre de 2006, con el novillo Deportista de la ganadería de La Joya. Se presentó en la Monumental plaza de Las Ventas de Madrid el 16 de septiembre de 2007, con el novillo Fantástico de Torres Gallego. El espada toma la alternativa el 26 de octubre del 2008 en Pachuca, Hidalgo, de manos de Morante de la Puebla, atestiguando Ignacio Garibay y Sebastián Castella, frente a toros de Fernando de la Mora. El Payo es dueño de una gran clase y tersa calidad y pulcritud en su que hacer torero.

En tanto, Diego Silveti del Bosque nace en Irapuato, Guanajuato, el 24 septiembre de 1985. Debutó el 26 de agosto de 2009 en España en la localidad de Casavieja (Ávila). Hijo del torero David Silveti, nieto del torero Juan Silveti Reynoso, conocido como Juan sin Miedo y bisnieto de Juan Silveti Mañón, torero conocido como el Tigre de Guanajuato, cuatro generaciones de toreros que han destacado en la tauromaquia mexicana desde 1914, cuando su bisabuelo hizo su debut en la plaza El Toreo. El 12 de agosto en Gijón toma la alternativa de manos de José Tomás como padrino y Alejandro Talavante como testigo, con el toro Lisonjero, berrendo en cárdeno de 465 kilogramos, de Salvador Domecq. Confirma el 24 de mayo de 2012, con Sebastián Castella como padrino y Daniel Luque de testigo, la ganadería fue de Nuñez de Cuvillo. Silveti se ha caracterizado por un estilo clásico, despacioso y con gran temple.

En 1959 su abolengo, tradición y vocación llevaron a Don Fernando de la Mora Ovando a fundar su casa ganadera como Salitrillo, con 60 vacas y dos sementales de Tequisquiapan, en Tecozautla, Hidalgo. Muchos triunfos ha cosechado Don Fernando, quien con dignidad ha sostenido en alto los conocimientos y el amor por el toro que aprendió de su señor padre, uno de los pilares fundamentales de la ganadería brava mexicana desde mediados del siglo XX, en honor de quien cambió el nombre de la dehesa a Fernando de la Mora en 1988.


ADS

×
*/