OpenA
Deportes

¿Por qué a las chivas se les dice ´rebaño sagrado´?

¿Por qué a las chivas se les dice ´rebaño sagrado´?
Foto: Cortesía

Garibi Rivera que bendijo las instalaciones del Guadalajara y un periodista intuitivo comenzó a llamarle a aquellas Chivas desbocadas “El Rebaño Sagrado”

Hace 12 años Jorge Vergara adquirió al Guadalajara. Bien o mal, el equipo terminó con las enormes deudas que lo aquejan y que ponían en peligro inclusive su existencia.

La historia del equipo Guadalajara, es tan añeja como un siglo y un poco más inclusive. Iniciaron a jugar con el nombre de Unión en 1906 y a partir de 1908 comenzaron a llamarse como la ciudad que los vio nacer: Guadalajara. Pero el mote que las identifica tiene su razón de ser casi medio siglo después.

Un cronista tapatío, que era devoto del Atlas, el 30 de septiembre de 1948 y tras un partido en el que el Guadalajara corrió por todo el terreno de juego ganando apenas el encuentro ante el Tampico 1-0, comentó que corrían como “chivas locas”, como “chivas brinconas”, pero sin poder hacer nada.

Los del Atlas, con ese odio desbordado que existe entre ambas instituciones, festejaron el apelativo y “burlándose de los rayados” comenzaron a llamarles así: chivas locas.

En el siguiente partido en el que se enfrentaron Guadalajara y Atlas, el 6 de diciembre de 1948, el conjunto rayado entró al terreno de juego con una chiva vestida con los colores del Guadalajara. El arquero comentó a un periodista ¡Sí, somos Chivas y qué! ¡Decir Chivas es decir Guadalajara!

En un partido, ganado por el Guadalajara, fueron ovacionados por el público con un grito ensordecedor “¡Chivas, Chivas! Al término del encuentro uno de los jugadores diría que los el Atlas jugaban como margaritas y ahí nacería otro apelativo que duraría muchos años.

Desde que en los años 20 el Guadalajara inauguró su casa club en las instalaciones de Unión y Bosque, el Sacerdote Garibi Rivera que bendijo las instalaciones, mostró gran gusto por el futbol y en particular por el Guadalajara.

Años después, cuando Garibi había sido nombrado Cardenal y el Guadalajara ganaba su primer título profesional el 3 de enero de 1957 derrotando al Irapuato, días después, recibió al plantel completo y mostró, ante los azorados futbolistas, que debajo de su sotana llevaba puesta la playera del Guadalajara.

Otro periodista intuitivo, desde aquel día, al equipo que tenía los favores de uno de los hombres más cercanos a Dios, por su investidura y comenzaron a llamarle a aquellas Chivas desbocadas “El Rebaño Sagrado”.


×